21/06/2024

nada personal, solo información

Santander y el Colegio de Médicos recibieron a los 121 nuevos médicos residentes en Cantabria

La Fundación de la entidad colegial ha adquirido un nuevo simulador para realizar ecografías cardíacas y abdominales de última generación

El paraninfo de la Magdalena fue el escenario del acto de bienvenida de los nuevos médicos residentes que han comenzado a ejercer en los hospitales y Centros de Salud de Cantabria. El Colegio de Médicos y el Ayuntamiento de Santander les recibieron con una celebración presidida por la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual, en la que se entregaron los Premios del Colegio convocados para médicos residentes (Mejores notas examen MIR de los estudiantes de la UC que se quedan a trabajar en Cantabria, Casos Clínicos y Trabajos Científicos); los dirigidos a la labor de los médicos tutores y docentes, que recayeron en las doctoras Yolanda Cuerno y Elena Peña; y el reconocimiento a la mejor Tesis Doctoral, que ganó la cardióloga Gabriela Veiga.

Además, el presidente del Colegio de Médicos, Javier Hernández de Sande, anunció durante el acto que la Fundación de la entidad colegial ha adquirido un nuevo simulador para realizar ecografías cardíacas y abdominales de última generación. Una inversión que aporta a la formación del colegio un enorme valor añadido, que se suma a los tres simuladores neonatal, infantil y de adulto que utiliza desde hace varios años, y que le convierte en el Colegio de España mejor dotado tecnológicamente.

El acto también contó con la intervención del catedrático Juan Antonio García Porrero, que destacó la importancia del humanismo en el ejercicio de la Medicina y la necesidad de contar con médicos que entiendan y establezcan relaciones personales con sus pacientes, una meta que todos los facultativos deben tener en cuenta además del estudio continuado, la investigación o los avances tecnológicos.   La bienvenida de los MIRES terminó con un cóctel en el Palacio de la Madalena amenizado por el cantante Adrián López.

Scroll al inicio