Andrea Galindo: «¿Qué son los radiofármacos?»

Los radiofármacos son medicamentos que contienen, entre otros ingredientes, formas radiactivas de elementos químicos denominadas radioisótopos. Según el tipo de radiación que produzcan esos radioisótopos, podrán utilizarse para diagnosticar o tratar varios problemas de salud. Sus aplicaciones van desde la obtención de imágenes de muchos órganos distintos, como el cerebro, el corazón, los riñones y los huesos, hasta el tratamiento del cáncer y el hipertiroidismo.

Los radiofármacos se administran a los pacientes por inyección o vía oral, y pueden someterse a seguimiento y análisis mediante pruebas y dispositivos médicos externos. En la mayoría de los países hay protocolos de seguridad especializados para proteger a los pacientesprofesionales de la salud frente a cualquier efecto adverso de estos fármacos.

Además de contener átomos radiactivos, los radiofármacos contienen moléculas diseñadas para viajar por el interior del cuerpo del paciente hasta alcanzar el órgano o tejido blanco. Por ejemplo, algunos radiofármacos son similares al azúcar: sus átomos radiactivos son parte de una sustancia muy parecida al azúcar, un análogo de la glucosa. Dado que los tumores consumen más glucosa que otras partes del cuerpo, ese fármaco similar al azúcar viaja por el interior del cuerpo del paciente y es absorbido en gran medida por las células tumorales, que “se comerán el azúcar” y, de ese modo, harán visible el tumor.

¿Cómo se utilizan los fármacos radiactivos y los dispositivos de imagenología para diagnosticar enfermedades?

A diferencia de los estudios radiológicos, que pueden realizarse, por así decirlo, en cualquier momento, los exámenes con radiofármacos suelen requerir un período de espera desde que se administra el fármaco hasta que este llega al tejido blanco. Un radiofármaco con fines de diagnóstico emite una radiación de fotones (gamma). Al igual que los rayos X, esta forma especial de luz puede penetrar el cuerpo y ser detectada por una cámara externa que producirá una imagen que puede servir, por ejemplo, para ver un tumor o evaluar el funcionamiento pulmonar.

Una vez administrado un radiofármaco a un paciente, los profesionales de la salud suelen servirse de uno de los siguientes dispositivos o técnicas con fines de imagenología médica:

  • Cámaras gamma: detectan fotones gamma para producir imágenes del órgano o tejido blanco.
  • Tomografías computarizadas por emisión de fotón único (SPECT): pueden utilizarse para generar imágenes en 3D, pues algunas de las piezas del dispositivo se mueven por el cuerpo del paciente para tomar imágenes de fotones gamma desde todas las direcciones. Esas “imágenes” se combinan para reconstruir la estructura tridimensional del órgano o tejido blanco.
  • Tomografías por emisión de positrones (PET): registran los pares de fotones que se crean cada vez que un positrón emitido reacciona a un electrón. Gracias a ello se pueden generar imágenes tridimensionales de alta calidad sin necesidad de rotar las piezas.

¿Cómo se utilizan los radiofármacos para tratar enfermedades?

Los radiofármacos de uso terapéutico contienen, entre otros ingredientes, átomos radiactivos que liberan tipos de radiación de alta energía —como partículas alfa o beta con corto recorrido en los tejidos— que destruyen o debilitan células o tejidos no deseados, como tumores o células tiroideas hiperactivas.   Entre los procesos de diagnóstico y tratamiento hay semejanzas, pero el tratamiento con radiofármacos se centra en administrar radiación dirigida a células específicas, omitiendo la obtención de imágenes, que es un paso fundamental a efectos de diagnóstico.

Si bien el radiofármaco está diseñado para viajar por el interior del organismo sin dañar los tejidos sanos, tal vez haya que someter al paciente a otras pruebas para vigilar los posibles efectos secundarios de este tipo de tratamiento, que por lo general se considera que es seguro y se tolera bien.

¿Qué función desempeña el OIEA?

  • Mediante suprograma de cooperación técnica, el OIEA presta apoyo a los países con asesoramiento técnico, capacitación y equipos relacionados con la producción, la manipulación y el uso de radiofármacos.
  • El OIEA ofrece orientaciones prácticas sobre temas relacionados con radiofármacos y repasa las tendencias actuales en este ámbito en publicaciones técnicas y científicas, como las de su colección conocida como IAEA Radioisotopes and Radiopharmaceuticals Series.   
  • El OIEA dirige proyectos coordinados de investigación en diversos ámbitos del sector nuclear, como la medicina nuclear y el uso de radiofármacos.
  • El OIEA publica normas de seguridad relativas al uso de la radiación ionizante en el ámbito de la medicina nuclear.
  • En su portal Protección Radiológica de los Pacientes (RPOP), el OIEA ofrece respuestas a las preguntas frecuentes de pacientes y profesionales de la salud relativas a procedimientos médicos en los que se utiliza radiación, como la medicina nuclear y los radiofármacos con fines de diagnóstico y tratamiento.

Imagen: Los radiofármacos con fines de diagnóstico emiten una radiación de fotones (gamma) que puede penetrar el organismo y ser detectada por una cámara externa para producir imágenes. Gráfico: A. Vargas/OIEA 

Fuente: Organismo Internacional de Energía Atómica ( OIEA )

Scroll al inicio