Cantabria celebra este domingo 7 de enero el sentimiento de un pueblo con La Vijanera 2024

SPOT LA VIJANERA 2024

ACCESOS HACIA SILIÓ

Acceder en coche desde la autovía es sencillo, únicamente es necesario tomar la salida de Santa Cruz de Iguña/Molledo si se accede por el norte. Desde ahí, habrá que atravesar este último pueblo hasta encontrar el desvío a Silió a mano izquierda. A continuación, poco más de un kilómetro hasta nuestro pueblo. Por el sur, se puede dejar la autovía en la salida de Santiurde de Reinosa y tras pasar las Hoces, entrar en Bárcena y seguir en dirección a Molledo. Tras el paso a nivel y el puente sobre el Besaya, a mano derecha se encuentra el desvío a Silió. Como alternativa, es posible acceder desde el pueblo del Sel de la Carrera mediante todo terreno por una pista forestal que conecta las dos localidades. El acceso desde el vecino pueblo de Helguera, por el norte, debe hacerse a pie durante unos 700 metros.

Aunque los más jóvenes comenzarán tocar los campanos a las 6 de la mañana los actos principales empiezan sobre las 11:30 por lo que se recomienda llegar al pueblo antes de las 10 h. Pese a que las partes más «mediáticas» concluyen sobre las 14:30, recomendamos a los amantes de las tradiciones aguantar hasta entrada la noche. Además de poder compartir momentos con los vijaneros «supervivientes» habrá música de Cantabria por las distintas partes y negocios del pueblo.

INFORMACIÓN LA VIJANERA 2024: https://www.vijanera.com/

Tras 1939, las Vijaneras que no se habían perdido, terminaron por prohibirse oficialmente, ya que el régimen y la iglesia las persiguieron.  Como el resto de carnavales, se trataba de fiestas «paganas». Fue a finales de los 70 cuando un grupo de jóvenes del valle, decidieron recuperar aquella tradición que algunos habían conocido por escasas fotografías o en su mayoría a través de los relatos de sus padres o abuelos. Estos jóvenes de Arenas, Santa Cruz, Silió… Empezaron fundando la revista y la Asociación socio-cultural BÍGARO.

Fue en 1981 cuando se escenificó la primera «Vijanera» moderna, en aquella ocasión fue en verano y aún no presentaba los rasgos básicos que hoy en día conserva. 5 meses después en 1982 llegó a Silió para quedarse. Decir que puede que influyera en su arraigo el hecho que en esa época el pueblo, cercano a los mil habitantes, contaba con un porcentaje importante de jóvenes. Además, ayudo el hecho que mucha gente mayor había vivido in situ las vijaneras de la preguerra. Por tanto, tras unos años titubeantes y sin apenas expectación en los medios que no en el pueblo, comienzan a llegar estudiosos etnógrafos que se descubren la pureza y potencial de la celebración. Aún sin un local propio, los mozos se apañaban con cualquier sitio libre ya que aún no se superaba la treintena de participantes. Se empezó en la nueva «cafetería» del molino, pasando por la «chonera” de la “calzá», no sin importantes nevadas, para ocupar los pisos de Santiago mientras sus bajos se encontraban vacíos. Finalmente en 1988 se cedió un aula de las antiguas escuelas que debido a la despoblación y la nueva concentración escolar quedaron infrautilizadas.

Actualmente la Vijanera es un referente dentro del ciclo de mascaradas de invierno de la península ibérica. Su repercusión mediática traspasa los límites nacionales y la expectación aumenta con cada nueva edición. Perfeccionar la fiesta en sí, sus trajes, los actos… y darla a conocer fuera de la región son nuestros principales objetivos a medio plazo.   https://www.vijanera.com/historia/

Scroll al inicio