21/07/2024

nada personal, solo información

Podemos propone la expropiación de la depuradora de Sniace como alternativa a Vuelta Ostrera

Podemos ha propuesto Ministerio para la Transición Ecológica la realización de un estudio en el que se valore la depuradora de Sniace, unas instalaciones que tienen menos de una década en uso, como alternativa a Vuelta Ostrera. Este estudio deberá contemplar los distintos escenarios que se puedan producir, desde el cierre de la planta para lo que proponen la expropiación de la depuradora; a la reapertura, escenario para el que Podemos propone que se estudie la posible gestión conjunta.

Desde la formación afirman que la depuradora de Sniace se diseñó pensando en depurar las aguas de la papelera, pero se sobredimensionó con idea de recibir también las aguas de la comarca del Besaya y aunque en la actualidad únicamente puede depurar aguas industriales es posible su adaptación a aguas residuales urbanas, esta adaptación calculan que supondría un coste de una décima parte del coste de construir una depuradora nueva.

Desde Podemos subrayan que “la prioridad continua siendo que Sniace reabra y la gestión conjunta de las aguas puede ser un incentivo a la hora de buscar inversores”, pero aclaran “de momento la planta avanza hacia el achatarramiento y no tiene ningún sentido gastar más de 100 millones en una depuradora nueva pudiendo gastar menos de 10 en adaptar una ya existente”.

Para Pablo Gómez, responsable de Medio Ambiente de Podemos Cantabria “queremos que el ministerio valore los pros y los contras que ofrece la depuradora de Sniace y si es viable como todo apunta, se ahorre 100 millones de euros en construir un edificio a 300 metros del que va a derribar”.
Luis del Piñal, coordinador de la formación morada, remarca que “si Sniace finalmente desaparece dejará una deuda incobrable” y con esta propuesta “el dinero de la expropiación iría a parar a creedores que de otro manera no van a cobrar”. Subraya que “teniendo la oportunidad de hacer una operación que beneficiará a los cántabros, como mínimo el Ministerio de Teresa Ribera debería estudiarlo”. E insiste en que “harán todo lo posible para hacerlo realidad”.

Scroll al inicio