21/06/2024

nada personal, solo información

«No pasa nada por ir a votar. 40 años nos tuvo Franco sin ir a votar»

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha hecho este domingo en Torrelavega un llamamiento a los ciudadanos a ir a votar el 10 de noviembre y «reforzar» la victoria del PSOE el pasado 28 de abril para que haya un Ejecutivo socialista con «capacidad de gobernar» que «recupere» y «defienda» el Estado del Bienestar y que logre una España con «más justicia social» y una mejor distribución de la riqueza que permita un «futuro más prometedor para todos».

«No pasa nada por ir a votar. 40 años nos tuvo Franco sin ir a votar«, ha ironizado Carcedo esta tarde durante el acto público en el colegio público José María Pereda del barrio de La Inmobiliaria de Torrelavega, al que han asistido unas 200 personas, según el partido.

En el acto, la ministra ha estado acompañada por, entre otros, el secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, vicepresidente del Gobierno regional, y por los candidatos socialistas por Cantabria al Congreso y al Senado Pedro Casares y José Manuel Cruz Viadero, respectivamente, que también han hecho un llamamiento a los progresistas a ir a votar el 10N.

Carcedo ha lamentado que, durante el año y medio de Gobierno del PSOE, al no tener un número suficiente de escaños, el Ejecutivo de Sánchez no haya podido revertir algunos de los «recortes» hechos por el PP en el Estado del Bienestar y determinadas medidas, como el copago de los medicamentos; la LOMCE, o la reforma laboral.

Por ello, ha pedido a los ciudadanos que el 10N «vayan a votar» y ha garantizado que, si lo hacen por el PSOE, un partido al que, según ha dicho, «guía la justicia social y la defensa del interés general«, «no se van a avergonzar».

Ha asegurado que el PSOE necesita «reforzar la victoria» del 28A ya que «no se puede permitir» que el país siga «bloqueado», algo de lo que ha culpado tanto a la derecha como a la «otra izquierda», que, a su juicio, no «asumieron» los resultados de los pasados comicios generales y «bloquearon la única alternativa» de Gobierno: la del PSOE.

Carcedo ha reivindicado la necesidad que hay en España de redistribuir la riqueza con pensiones y salarios «dignos» y con servicios públicos, que son, a su juicio, un «enorme estabilizador económico» y un «potente instrumento de democracia».

Así ha advertido de que la sanidad pública, al igual que la educación pública, «hay que defenderla» y «construirla día a día» y ha asegurado que está en «riesgo» con una derecha que, en algunas comunidades, ha buscado «introducir» el «negocio» en la salud.

La ministra también ha subrayado la necesidad de «revertir» los «recortes» de la derecha y «recuperar» las políticas del Estado de Bienestar, como las que pusieron en marcha los gobiernos de Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero.

Y es que, a su juicio, esto contribuye a hacer un país de mayor justicia social y mejor distribución de la riqueza, algo que permitirá «un futuro más prometedor para todos» y con mejor convivencia.

CATALUÑA

Carcedo ha hecho alusión, en su intervención, a los disturbios en Cataluña y ha opinado que la situación en esta comunidad no se resuelve «echando gasolina al fuego», como, a su juicio, están haciendo «las tres derechas» (PP, Vox y Cs), a las que ha acusado de estar enfrentando a catalanes contra catalanes y a éstos con el resto de España para sacar «cuatro votos» más.

A su juicio, ante estos disturbios, motivados por la sentencia del ‘procés’, la cual hay que «acatar» –también las instituciones de Cataluña, según ha dicho–, el Gobierno de España y el Ministerio del Interior «se han comportado como debían comportarse», coordinando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que son «los únicos» que deben garantizar el orden público, y todo ellos «sin aspavientos» y «sin pasarse de sus competencias.

Carcedo ha solicitado a la derecha que, en el asunto catalán, «apoye al Gobierno en sus medidas» y no esté «continuamente cuestionándolas».

También le ha reclamado que deje de dar «lecciones de constitucionalisno» y de repartir «carnés constitucionalistas» y menos a un PSOE que, según ha dicho, es el «único partido» de los que existen en la actualidad que ha «trabajado» por la Constitución, no solo aprobándola sino desarrollándola en sus sucesivos gobiernos.

UNA DERECHA «DE BANDERAS» PERO «SIN PROYECTO»

Por su parte, el secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha afirmado que ahora las derechas «compiten» por ver «quién tiene la bandera más grande», por «lucir miles de banderas» en sus actos pero «sin un proyecto político» que exponer.

En este sentido, ha señalado que «nadie» en la derecha habla de «cómo blindar la sanidad, la educación o las pensiones públicas o cómo Cantabria puede mejorar.

Frente a ello, ha reivindicado un PSOE que, a su juicio, ha sabido poner en la «agenda del Gobierno de España» a Cantabria y a la comarca del Besaya.

«El BOE se parece cada vez más al BOC«, ha bromeado Zuloaga en alusión a los anuncios que se publican en el Boletín Oficial del Estado en relación a las inversiones y proyectos para Cantabria.

En este sentido, ha asegurado que, con el PSOE, no se trata solo de «palabrería», como a su juicio ocurre con el PP, sino con «obras». «Los socialistas cuando hablamos, cumplimos», ha dicho.

Por ello, Zuloaga ha advertido que el 10N España y Cantabria «se juegan» o volver a la «palabrería de la derecha» o mantenerse en las «palabras cumplidas» y «obras» del PSOE.

El líder de los socialistas cántabros ha asegurado que «solo será posible mejorar la sanidad» si hay un Gobierno del PSOE en Madrid.

Respecto a la sanidad cántabra, tanto Zuloaga como Casares han asegurado que «solo» el PSOE ha pagado la deuda del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y no un PP «al que se le llenó la boca» pero «no lo hizo».

Por ello, Casares considera que el PP podrán hablar de sanidad pública pero, a su juicio, no podrá hacerlo con «credibilidad» porque cuando estuvo en el Gobierno «intentaron privatizarla».

Tampoco, a su juicio, tendrán credibilidad al hablar de Valdecilla porque, según ha dicho, «en 7 años de Gobierno de Rajoy no dieron ni un solo euro para pagar lo que prometieron pagar».

Casares ha reivindicado que el PSOE es el que ha protagonizado «prácticamente todos los grandes avances del país» y también el que «más ha hecho por las pensiones». Además, ha reivindicado la subida del Salario Mínimo Interprofesional aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez.

El cabeza de lista de los socialistas cántabros al Congreso de los Diputados ha pedido a los suyos que «lleven la voz» del PSOE por «todos los rincones de Cantabria» para que los logros y proyectos socialistas «lleguen con fuerza», algo que, según ha dicho, si se consigue, hará que los cántabros contribuyan a la victoria de Pedro Sánchez el 10N.

Y el número 2 de la candidatura al Senado del PSOE por Cantabria, el exalcalde de Torrelavega José Manuel Cruz Viadero y ahora primer teniente de alcalde, ha opinado que «el 80 por ciento» de los ciudadanos españoles tienen cabida en el proyecto del PSOE.

Según ha dicho, el PSOE es el que reúne a «la gente moderada» frente a una derecha «que está en el extremo». Según ha dicho «ya no se sabe» quien de las «tres derechas» es «más ultra».

«Ellos se entienden perfectamente. Hacen un bloque compacto», ha dicho Cruz Viadero, que ha señalado que el 10 de noviembre pugnan dos modelos de Gobierno: o el progresista de Pedro Sánchez o el Gobierno de las tres derechas.

En el acto, también ha estado la cabeza de lista socialista al Senado, Isabel Fernández.

Scroll al inicio