16/06/2024

nada personal, solo información

«Muchos de los que formaron parte del partido Cs se han dado de baja»

En la reciente reunión de la Asociación Ciudadanos en Acción, formada, entre otros, por antiguos afiliados al partido Ciudadanos, se acordó relanzar la actividad de la asociación, nacida hace más de seis años, como plataforma de debate y denuncia política cuando Cs no existía y era sólo Ciutadans en Cataluña.

Ciudadanos en Acción propugnaba el fin del bipartidismo, origen de la corrupción y de una política cautiva de los nacionalismos cuyo fruto es el actual desbordamiento del marco constitucional. La aparición de nuevos partidos políticos que hacían frente al bipartidismo, frenó en gran medida nuestra actividad asociativa, parecía que nuevos y vivificantes aires llegaban a la política nacional.

En los últimos meses, a la vista de la farsa de sus primarias y los bandazos en sus decisiones, muchos de los que formaron parte del partido Cs se han dado de baja, sin renunciar a los principios abandonados por el partido. Cs, en su atropellada política de revisión de estrategias y de tacticismos absurdos e inservibles para los españoles, se ha convertido en un partido que no persigue la mejora de la política en España sino vivir de la política. Rivera y sus acólitos deben desaparecer cuanto antes de la escena política, es preciso desenmascarar a quienes han pulverizado un proyecto ilusionante que pudo ser y no será.

Ciudadanos en Acción ha comprobado, desde el interior de Cs, como Rivera en su megalomanía despilfarró el apabullante triunfo en Cataluña de Inés Arrimadas, cuyo potencial ha languidecido con el paso del tiempo. Rivera, de error en error, ha pasado del “no es no” al PSOE y a Pedro Sánchez, con quien no quiso ni reunirse en un alarde de soberbia y arrogancia, a pedirle audiencia para plagiar una propuesta realizada anteriormente por Pablo Casado. En su huida hacia adelante y aterrado por la inminencia de nuevas elecciones generales, con encuestas certificando su hundimiento, Rivera ha pretendido capitalizar una moción de censura en Cataluña mediante una persona carente del brillo y la capacidad política necesaria. Con sus irreflexivas piruetas tácticas, Cs y Rivera han despreciado la oferta del PP para unirse a España Suma, aceptado en Navarra Suma.

Tampoco han aceptado una alianza similar en el País Vasco, destituyendo al Secretario de Organización vasco por apoyarlo y que ha supuesto la baja de numerosos afiliados en un territorio donde prácticamente carece de representación.

Las serpenteantes maniobras de Rivera, sus contorsiones políticas y el desprecio a las opiniones de afiliados son la causa de que muchos hemos abandonado el partido y quienes le votaron, hoy le dan la espalda.

Ante estas circunstancias, la Asociación Ciudadanos en Acción recupera su actividad y se mantendrá vigilante con la política que desarrollen los diferentes partidos en Cantabria, así como el cumplimiento de sus compromisos adquiridos.

Imagen: Inés Arrimadas. Archivo.

Scroll al inicio