Inversión de 260.000 € a los servicios sociales de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia

La consejería de Empleo y Políticas Sociales, a través del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), destina una cuantía cercana a los 260.000 euros a la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, mediante el convenio de colaboración para el desarrollo de los Servicios Sociales de Atención Primaria del año 2021 entre el Gobierno de Cantabria y esta Mancomunidad; cantidad que se suma a la que reciben sus Ayuntamientos, 194.000 euros a través de los servicios de atención a la dependencia.

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, se ha reunido esta mañana con el presidente de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Julio Cires, en la sede de la Mancomunidad, para abordar el funcionamiento de los servicios sociales y posibilidades de mejora, así como el nuevo programa de envejecimiento activo que se incluye este año en el convenio, que este año ha crecido un 7,1% con 14.500 euros más destinados a dicho programa.

En este sentido, la consejera ha realizado una visita a los profesionales de los servicios sociales de atención primaria de la mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, para conocer el funcionamiento de este servicio y para agradecer a los trabajadores y trabajadoras el “apoyo permanente en este año tan duro” y recordarles que “el ICASS y la Consejería están con ellos”. Asimismo, en el encuentro han tratado el nuevo programa de envejecimiento activo, una actuación “muy necesaria en un entorno como Liébana donde la población mayor es muy importante” y que al incluirse en el convenio de financiación “se fortalecerá el envejecimiento activo y el contacto permanente con los mayores”, ha señalado Ana Belén Álvarez.

En la misma línea, la consejera ha puesto en valor el trabajo que realizan los Servicios Sociales de Atención Primaria, tanto en esta Mancomunidad como en el resto de los municipios de Cantabria, y ha mostrado su deseo de reforzar la atención con más personal en esta legislatura.

Por su parte, Cires ha agradecido a la consejera su visita a Liébana y ha valorado de manera “muy positiva” el convenio, ya que “el aumento de la cuantía destinada a personas mayores y la serie de programas recogidos supone un avance en temas de servicios sociales, donde se incluye el nuevo programa de envejecimiento activo”.

Durante su visita a esta comarca del occidente de Cantabria, la consejera ha visitado Peñarrubia, donde su departamento pondrá en marcha la reforma de vivienda para alquiler social en La Hermida con una inversión cercana a los 40.000 euros para la ejecución de las obras de acondicionamiento.

La consejera ha mantenido una reunión con el alcalde de Peñarrubia, Secundino Caso, donde han abordado las obras de reforma para vivienda y otros asuntos de interés. Además, Ana Belén Álvarez ha visitado la residencia de mayores que se encuentra en construcción en Cillorigo de Liébana, donde ha trasladado a sus responsables el compromiso de la Consejería para concertar plazas.

Vivienda para alquiler social en La Hermida

La consejería de Empleo y Políticas Sociales ha adjudicado la reforma de una vivienda en propiedad del Ayuntamiento de Peñarrubia, se trata de una de las antiguas viviendas del maestro situada en la localidad de La Hermida, para habilitarla como alquiler social mediante una inversión de casi 40.000 euros.

La titular de Políticas Sociales ha explicado que uno de los ejes fundamentales de su departamento es facilitar el acceso a la vivienda, que también es un problema en el mundo rural, donde muchos inmuebles no reúnen las condiciones adecuadas. En este sentido, Ana Belén Álvarez, ha mostrado la disposición de su Consejería, a través de la Dirección General de Vivienda, que fomenta esta política pública con el objetivo de rehabilitar esta vivienda y destinarla a alquiler social. Por su parte, Secundino Caso, ha manifestado que en Peñarrubia, un municipio donde el sector turístico tiene mucho peso, “los empleados tienen que desplazarse desde otros municipios por la ausencia de inmuebles o por el elevado precio de los que están disponibles”.

De esta manera, la actuación llevará a cabo una rehabilitación de la vivienda desafectada con las actuaciones de reforma de su interior que actualmente se encuentra en mal estado de conservación; trabajos previos de demolición de tabiquería, levantado de cercos y de todas las instalaciones; trasdosado de la fachada para dotar a la vivienda de aislamiento térmico y mejorar el comportamiento energético; ejecución de un falso techo con placas de yeso; instalación de nueva carpintería; renovación de fontanería y electricidad para instalar el sistema de calefacción; la reforma del baño con nuevos aparatos sanitarios; y el pintado interior de la vivienda.

Vivienda para alquiler social en Vega de Liébana

Por otro lado, la Consejería ha llevado a cabo el acondicionamiento de una vivienda del Ayuntamiento de Vega de Liébana, situada en la segunda planta izquierda del edificio Consistorial, para rehabilitarla como vivienda para el alquiler social, mediante una inversión cercana a los 46.000 euros.

De este modo, Ana Belén Álvarez ha destacado la colaboración entre el Gobierno autonómico y los ayuntamientos para ampliar el parque de viviendas y llevar la oferta de alquileres sociales a todos los rincones de Cantabria, atendiendo a las familias necesitadas en su propio entorno.

En este caso, la obra ha consistido en el desmontaje de las instalaciones de la antigua vivienda; el trasdosado de la fachada para dotar a la vivienda de aislamiento térmico y mejorar el comportamiento energético; la colocación de falsos techos, tarima flotante en los suelos y barandillas exteriores; la sustitución de la carpintería en su totalidad; la instalación de fontanería, aparatos sanitarios y una caldera para la calefacción y agua caliente sanitaria; la instalación eléctrica de la vivienda; el acondicionamiento de la cocina y baño; y el pintado interior de la vivienda.

Artículo anteriorIñigo Urkullu: “Por no hablar, es que ni he hablado con el presidente de Cantabria”
Artículo siguienteENSA lleva a Garoña el primer contenedor para el almacenamiento en seco de su combustible gastado