25/07/2024

nada personal, solo información

Asier Villalibre está a 90 kms de Santander

Santander está a 90 kms de Bilbao y es una de las mejores plazas para un jugador declarado como ‘cedible‘ por parte del Athletic Club de Bilbao. Esta circunstancia podría ser la de un joven delantero. Nació en una de las localidades más bonitas de la Vizcaya profunda, en Gernika un 30 de septiembre de hace 21 años. Se llama Asier Villalibre Molina, conocido futbolísticamente como Villalibre. Este mes de agosto de 2019 está junto a sus compañeros de Lezama compartiendo entrenos con el primer equipo, pero sabe que jugar no es que sea fácil, sino que no es posible. Villalibre tiene el cartel de ‘cedible’. ¿Por qué no puede jugar en el Racing?
En el mes de enero de 2019, Villalibre no tenía el cartel de cedible en su elástica, y justo en ese momento el Racing llamó a su puerta. El Athletic no podía ceder al jugador por un aspecto puramente deportivo. El filial del Athletic, era rival del propio Racing de Santander en ese momento en el Grupo II de Segunda B, y Villalibre no queria salir del club, y tampoco el club lo quería ceder. Justo en ese momento deportivo esas eran las circunstancias, porque la entidad de Ibaigane tenía in mente la posibilidad de entrar en el play-off por el ascenso a Segunda. Numancia, Valladolid y Lorca ya habían sido destinos anteriores de Villalibre y el Racing creyó que Santander sería la siguiente plaaza, pero no podía ser. El primer equipo del Athletic estaba además en unos momentos de la temporada muy complicados. El argentino Berizzo fue expulsado de Bilbao en diciembre. El primer equipo llegó a estar en posiciones de descenso de categoría.
En ese ambiente de enero de 2019 el Racing pujó por la cesión de Villalibre, pero no fue posible.  «Villalibre ha sido vetado en Santander por el director deportivo del club, José Luis ‘Chuti’ Molina. «Estando yo aquí, no va a venir», espetó el director deportivo del Racing.
El fútbol tiene momentos, tiene situaciones que es preciso conocer para saber por qué el Athletic no iba a ceder no solo a Villalibre, sino a nadie dadas unas circuntancias en las que el club al completo hizo una piña para salir de un escenario deportivo que nadie podía imaginar en el equipo titular bilbaíno, y además estaban los deseos de ascenso del filial.
Vamos a entrar en septiembre de 2019. El delantero de Gernika sigue acudiendo a los entrenamientos con el primer equipo. Cuando toma la carretera dirección Lezama hay carteles en la A8 que dicen «Dirección Santander». Bueno sería comprender este deporte y apostar por un valor de 22 añitos. El Racing y el Athletic son, más que un club.
Imagen: Villalibre, en el centro.
Scroll al inicio