Aquatic Sweepper, premio base tecnológica

La empresa Aquatic Sweepper, ubicada en San Felices de Buelna y dedicada a la fabricación de equipos de limpieza de fondos, ha ganado el primer premio del Concurso de Empresas de Base Tecnológica 2018, dotado con 15.000 euros.

El segundo premio, de 10.000 euros, ha recaído en Investalga AHTI, instalada en Santander y dedicada a la investigación en ciencias exactas y naturales; mientras que el tercero, con 5.000 euros, ha sido para Abarcones Uco, de Torrelavega, de tecnología de mantenimiento y servicios industriales.

Al concurso se han presentado 26 proyectos, de los cuales 11 han llegado hasta la última fase y se han constituido como empresa, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Los premios se han entregado este jueves durante la XIV jornada sobre creación de empresas de base tecnológica organizada por Sodercan y a la que ha asistido la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, que ha felicitado a los ganadores y ha agradecido a los participantes «que hayan sido capaces de transformar sus ideas, sus proyectos en realidades».

Díaz Tezanos ha subrayado el importante papel de estas empresas para configurar «un potente ecosistema innovador que actúe como palanca de cambio del nuevo modelo de crecimiento en el que está trabajando el Gobierno de Cantabria» y que «se basa en un desarrollo sostenible, inclusivo» y del que participan las administraciones públicas, las empresas privadas, las universidades y sus institutos de investigación y centros tecnológicos, así como el resto de agentes socioeconómicos.

Asimismo, ha asegurado que, para crear un entorno favorable a la creación de empresas de base tecnológica en Cantabria, se necesita impulsar la transferencia tecnológica y de conocimiento desde las universidades y los centros de investigación hacia el sector industrial.

Para la vicepresidenta, la cifra de participantes en este concurso reflejan que existe «una importante cantera de jóvenes con inquietudes emprendedoras e innovadoras, que indican que Cantabria avanza en la dirección correcta».

Según Díaz Tezanos, «necesitamos empresas con un modelo de gestión que se apoye en el conocimiento aplicado a algún tipo de innovación tecnológica, con personal cualificado, que inviertan en I+D+i, que estrechen lazos entre las empresas y las universidades, que se apoyen en los centros de investigación y aporten valor añadido al sector empresarial», ha insistido.

Por ello, ha insistido en la necesidad de incrementar el número de empresas de base tecnológica porque, en su opinión, «el desarrollo con éxito de un modelo de crecimiento económico sostenible debe apoyarse en la formación, en las nuevas tecnologías, en el conocimiento y en potenciar la innovación».

La vicepresidenta ha recordado que el tejido industrial de Cantabria está formado mayoritariamente por pymes y, sin embargo, las empresas de base tecnológica de la región, a pesar de estar «fuertemente» influenciadas por su tamaño, cuentan con «un mayor dinamismo y mayores tasas de crecimiento», tanto en producción como en creación de empleo, que otras de su mismo sector de actividad y con tamaños similares.

Además, ha subrayado que las estrategias de competitividad, innovación, desarrollo de proyectos de I+D+i e internacionalización que llevan a cabo para desarrollar su actividad tecnológica se encuentran con un problema común de financiación.

141 PROYECTOS ATENDIDOS POR SODERCAN

En este sentido, ha señalado que el Gobierno, a través de Sodercan, está trabajando «para generar los servicios que demandan los emprendedores cántabros y apoyando el proceso de consolidación de las nuevas iniciativas empresariales que van surgiendo en la región, y en especial, las de base tecnológica».

Así, ha recordado que durante el último año Sodercan ha atendido 141 proyectos, de los cuales 81 se han materializado como nuevas empresas que han generado 177 puestos de trabajo. Todo ello ha supuesto una inversión de casi 3,5 millones de euros, de los cuales Sodercan ha aportado algo más de 1,3 millones de euros.

La vicepresidenta también ha puesto en valor el papel que desempeñan la Universidad de Cantabria y los institutos de investigación para avanzar en la transformación que promueve la Agenda 2030, y así mejorar la productividad y la competitividad de nuestra economía.

Según Díaz Tezanos, conocimiento, investigación e innovación «son factores determinantes, pero no suficientes», por lo que es necesaria una mayor implicación del sector industrial. «Necesitamos una industria que promueva la modernización tecnológica, que apueste por sectores de valor añadido, que apoye la creación de más y mejores empleos, así como el emprendimiento, la creatividad y la innovación», ha dicho.

Finalmente, ha lanzado un mensaje a los jóvenes porque «Cantabria necesita en el futuro talento, hombres y mujeres que sean útiles a las demandas que plantea la sociedad».

«No podemos permitirnos desperdiciar nuestro talento como pasó en años pasados, que muchos de nuestros jóvenes, después de formarse y tener una buena cualificación, y se veían obligados a abandonar la Comunidad». Por ello, «desde el Gobierno apostamos por la formación, la innovación, la investigación y el conocimiento porque será lo que nos haga destacar en el futuro», ha concluido.

Scroll al inicio