Reinosa, «¿en Sidenor existe un riesgo de deslocalización, como temen los trabajadores?»

El Partido Popular ha pedido al Gobierno Regional que explique qué gestiones ha realizado para que Sidenor mantenga en Reinosa su planta de laminado y si, a día de hoy, hay garantías de que se reanude la producción o, por el contrario, existe un riesgo de deslocalización, como temen los trabajadores.

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha dado instrucciones al grupo popular para que dirija seis preguntas al Gobierno después de reunirse con el comité de empresa para ponerse a disposición de los trabajadores y mostrarles su apoyo ante el momento de incertidumbre por la falta de noticias sobre la comprometida reapertura del tren de laminado. Según ha recordado la dirigente popular, en julio de 2022, Sidenor redujo de dos a un turno la producción en la planta de Reinosa y, al mismo tiempo, aumentó un relevo en su factoría de Azkoitia (País Vasco).

Esta medida, que la empresa anunció que sería temporal y revertida después del verano, ha supuesto hasta hoy la no renovación de los contratos de 30 trabajadores temporales, a los que se sumó la pérdida de 10 empleos indirectos. Además, a finales de septiembre, la empresa decidió el parón total del tren laminar en Reinosa con efectos del 1 de octubre y por un periodo de seis meses, un plazo que se cumple el 31 de marzo.

La presidenta ha subrayado que entiende la preocupación de los trabajadores, puesto que han pasado los meses y no han recibido información ni de la empresa ni de la Consejería de Industria, que ha mantenido contactos con Sidenor. De hecho, a finales de enero de este año, el director general de Industria se reunió con el responsable de recursos humanos de Sidenor para conocer de primera mano la situación.

La dirigente popular ha hecho hincapié en que el Gobierno tiene la obligación de implicarse como garante de los derechos de los trabajadores y del futuro de la planta, puesto que esta empresa fue declarada de especial interés regional para Cantabria por acuerdo del Consejo de Gobierno de 2 de marzo de 2017, lo que permitió inyectar, a través de la empresa pública Sodercan, 15 millones de euros de dinero público ese año. Con la entrada en el accionariado de Sodercan se dividió la factoría en dos partes, manteniendo el área de laminado adscrito a la matriz de la sociedad.

Y además, fue la venta de esas acciones de la empresa pública en el año 2019, la que permitió establecer el accionariado que actualmente se mantiene en ambas sociedades, con el fin de garantizar, según se afirmó por parte del gobierno y de la empresa, los puestos de trabajo a futuro. Por todo ello, le ha pedido que aclare en el Parlamento si ha realizado alguna gestión para lograr que Sidenor avance en reabrir y poner a pleno rendimiento la planta de laminado de Reinosa, si tiene garantías de que se reanude la producción o si, por el contrario, existe un riesgo de deslocalización y traslado al País Vasco, como temen los trabajadores. En la reunión, la presidenta ha estado acompañada por el vicesecretario y diputado, Roberto Media, y por los concejales del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Reinosa, José Luis Vielba y Constantino del Pozo.

Scroll al inicio