UNEATLÁNTICO y CISE, la Ley de Startups convierte a España en polo de atracción para el ecosistema innovador

Pedro Casares, portavoz de Economía en el Congreso, participó en la Mesa Redonda organizada por FIDBAN y que contó ccon representantes de UNEATLÁNTICO Y CISE / Facilitar la creación y desarrollo de empresas emergentes, reforzar el ecosistema emprendedor y crear las condiciones para que la inversión fluya sin trabas y con seguridad, son los principales objetivos de la Ley de Startups, y que ayer destacó el diputado al Congreso, secretario de Economía del PSOE y ponente de la citada norma legal, Pedro Casares, durante la mesa redonda organizada por FIDBAN. “La Ley de Startups sitúa a España en vanguardia del conocimiento y convierte a nuestro país en polo de atracción para el ecosistema innovador “, apuntó Casares
Junto al portavoz de la Comisión de Economía del Congreso, en el que representa a Cantabria, participaron en el evento la Directora de la Cátedra de Emprendimiento y Empleabilidad de UNEATLÁNTICO, Inna Alexeeva, y el Director de Proyectos Internacionales del CISE, José Carlos Ceballos, actuando de moderador el director de FIDBAN, Víctor Gijón.

Pedro Casares enmarcó la ley de Startups, que el Parlamento español aprobó el pasado 1 de diciembre por amplia mayoría absoluta, en el plan de acción diseñado por el Gobierno de España para afrontar en las mejores condiciones posibles los retos económicas del presente, así como para introducir las reformas necesarias que permitan encarar un futuro en el que la situación internacional plantea numerosas incertidumbres.  En este sentido, Casares precisó que la ley de Startups es una de las tres leyes con las que el Gobierno pretende avanzar en las reformas necesarias para impulsar y transformar positivamente el clima de negocios en España. Las otras dos leyes son la de Creación y Crecimiento de empresas, conocida como la ley Crea y Crece, y la reforma de la Ley Concursal.

Para la implementación de estas leyes, reformas sustanciales que forman parte del núcleo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se cuenta con financiación de los fondos europeos, al tiempo que establece criterios para la colaboración público-privada. Los Comunidades Autónomas tendrán la posibilidad de firmar convenios de colaboración para vehicular las ayudas al emprendimiento desde perspectivas más cercanas y adecuadas a la realidad de cada territorio.

La importancia de la ley para desarrollar la actividad en las instituciones educativas desde incubadoras a los apoyos a la retención del talento, los denominados nómadas digitales, fueron aspectos destacados por Inna Alexeeva, la responsable de la Cátedra de Emprendimiento de la Universidad Europea del Atlántico, en la que cursan sus estudios un alto porcentaje, cercano al 40%, de estudiantes procedentes del extranjero, principalmente de Latinoamérica. Para José Carlos Ceballos, representa del CISE, organismo dependiente de la Universidad de Cantabria, el apoyo que la Ley ofrece para la transferencia de conocimiento y la colaboración entre universidades y empresas será un elemento capital para el desarrollo de proyectos innovadores. La mesa redonda se celebró en la sede de FIDBAN, la Fundación institucional de la que forman parte UNEATLANTICO, SODERCAN, FUNIBER , CITICAN, los ayuntamientos de Santander y Torrelavega y la CEOE-CEPYME.

 

Scroll al inicio