Miguel Ángel Revilla: «Existe un peligro de que entre el PP y VOX hagan un Gobierno en Cantabria»

El presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha pedido hoy a su partido “un pequeño esfuerzo adicional” para ganar las elecciones autonómicas y municipales del próximo 28 de mayo y ha advertido del peligro, “lejano, pero peligro”, que supone un posible gobierno conformado por el PP y Vox. “Si sacan 18, harán un paripé de dos días y tenemos a Vox y al PP gobernando y eso no es bueno para Cantabria, no lo vamos a consentir”. 

Así lo ha advertido durante su intervención en la tradicional comida de Navidad del Partido Regionalista, celebrada este domingo en un hotel de Mogro, con la participación de más de 800 militantes y simpatizantes, ante los que Revilla ha proclamado su deseo de culminar su carrera política con una nueva victoria electoral “sin guerras, ni fuera, ni dentro”.

“Vamos a redoblar el esfuerzo, os lo pido por Cantabria y por mí; quiero terminar volviendo a ganar las elecciones porque nos los hemos merecido, porque la nuestra es una historia de lucha y de tenacidad contra viento y marea, porque hemos recuperado el nombre de Cantabria, lo hemos puesto en el mapa y hoy tenemos una región de la que nos sentimos orgullosos nosotros y el resto de España”, ha manifestado.

En ese sentido, se ha dirigido a la presidenta y candidata del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, que anoche auguraba la victoria del PP el próximo mes de mayo: “María José, lo siento, pero te vamos a ganar, el Partido Regionalista va a obtener un resultado muy importante”, ha asegurado.

El líder regionalista ha reivindicado en su intervención la trayectoria del PRC y su papel en la consecución y desarrollo de la autonomía de Cantabria hasta convertirse en el partido hegemónico, después de superar “la travesía del desierto” que supuso la fuga de algunos de sus altos cargos a finales de los años 80 y hacer bandera de la “honradez” como máxima de la actividad política, para construir un partido “serio, previsible y que no se doblega ante nadie”.

Como ejemplo ha recordado la postura del PRC en las elecciones generales de abril y noviembre de 2019, en las que pasó de apoyar a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en la primera sesión de investidura, a la que concurrió en solitario, a votar en contra, cuando constituyó una coalición con Podemos apoyada por los partidos nacionalistas. “Al final se demuestra que teníamos razón y que aquello no podía traer nada bueno”, ha subrayado Revilla, para quien los pactos políticos son “como los cócteles y tienen que tener ingredientes que los hagan digeribles”, condición que no cumple en su opinión el acuerdo que sustenta al actual Gobierno de España. 

“Lo que se negoció en Madrid estaba abocado a salir mal, como se está demostrando ahora, porque nadie regala nada y sabíamos que los señores de Bildu y los señores de Ezquerra en algún momento iban a pasar la gorra”, ha continuado el líder regionalista, a quien los acuerdos alcanzados por el Gobierno con esas formaciones no le gustan “nada”. “Si yo soy español no puedo ir en coalición con alguien que reniega de España”.

En consonancia con esta postura, Revilla ha adelantado que el PRC “jamás” podría gobernar con un partido como VOX, pese a sentir un “respeto absoluto” por sus votantes, al ser un partido que preconiza la vuelta de Cantabria a la unión con Castilla y está en contra de la autonomía. “Para nosotros, que hemos dedicado toda la vida a esto, es imposible”, ha subrayado.

Por otro lado, ha puesto en valor la “capacidad y preparación” de los equipos regionalistas tanto en el Gobierno como en el Parlamento, las Cortes españolas y los ayuntamientos de Cantabria y ha defendido la unidad como uno de los grandes activos “a cuidar”, porque los partidos “generalmente se rompen desde dentro, como las familias”, para que el PRC siga siendo una formación “sin disidencias” y guiada por su compromiso con la región.

Finalmente, ha valorado el avance que se ha producido en esta legislatura en el cumplimiento de los compromisos del Gobierno de España con la Comunidad Autónoma en materia ferroviaria y de carreteras, el pago de Valdecilla o el apoyo a proyectos como La Pasiega o la construcción del MUPAC.

Scroll al inicio