28/05/2024

nada personal, solo información

Laredo, el Ayuntamiento invierte 700.000 euros en el Mercado de Abastos que no se restaura desde 1986

El Ayuntamiento de Laredo va a acometer la remodelación del Mercado de Abastos para recuperar “la forma y el carácter original” del inmueble, reordenar los espacios y ganar en actividad. La inversión prevista asciende a casi 700.000 euros, cuya financiación proviene de los fondos europeos.

Así lo han dado a conocer esta mañana la alcaldesa, Rosario Losa, el primer teniente de alcalde, Pedro Diego, y el concejal de Patrimonio, Antonio Bocanegra, quienes han subrayado que este proyecto permitirá poner en valor el edificio, con más de cien años de historia, de Eladio Laredo, y dotarlo de un mayor número de servicios y puestos.

De esta manera, el proyecto del arquitecto Eduardo Fernández Abascal prevé la reconstrucción del pórtico perimetral, la ampliación de los ventanales del segundo nivel para dotar al edificio de mayor luz en su interior y la sustitución de las carpinterías de los niveles superiores de las fachadas y la linterna para mejorar la ventilación.

Asimismo, se llevará a cabo la restauración general de fachadas y cubiertas, poniendo especial atención en el tratamiento de los diferentes materiales, así como en la estanqueidad de la envolvente.

Tras la remodelación, el edificio tendrá tres áreas funcionales con cuatro puestos amplios, dos puestos menores y un bloque con los espacios complementarios: la oficina de atención al peregrino, unos servicios accesibles y un generoso espacio libre en forma de ‘T’ que articula los accesos, las circulaciones y los espacios funcionales.

El plazo de ejecución de los trabajos será de seis meses y su presupuesto es de 695.721,67 euros que serán financiados íntegramente por el Gobierno de Cantabria. Para acometer las obras de remodelación, el Ayuntamiento procederá a recuperar el espacio, ya que las 2 ffruterías, 1 pescadería y 1 florístería, que ocupan 8 de los 16 espacios del mercado, tienen caducadas sus concesiones desde hace varios años.

El Reglamento Municipal del Mercado de Abastos indica en el artículo 16 que «la duración d la autorización del uso de puestos y mesas que se otrogue como resultados será de un plazo máximo de 30 años».

Además, la Ordenanza municipal que regula la gestión del Mercado prevé «excepcionalmente» autorizaciones «por un tiempo de un año, si bien prorrogable previa solicitud siempre que se mantengan las circunstancias que han llevado a la presente autorización. Su plazo máximo de duración, incluidas las prorrogas, será de cuatro años, transcurrido el cual deberá cesarse sin posibilidad de nueva autorización».

Por ello, las primeras concesiones concedidas en 1978 y 1979 caducaron en 2008 y 2009, respectivamente; la autorización provisional para la explotación del puesto 7 concedidad en julio de 2016 durante un año, finalizó el 17 de julio de 2017; y la autorización para ocupación temporal del puesto 6 concedida el 15 de diciembre de 2007; terminó el 15 de diciembre de 2018 ; la autorización temporal para la ocupación del puesto 3, finalizó el 23 de octubre de 2015: y la concedida para el puesto 8 acabó el 20 de abril de 2018.

Se da la circunstancia, que hay un par de puestos cuyos concesionarios se les cominica una nueva ubicación en el Mercado, pero para lo que no solicitan autorización provisional.

El informe de la tácnica municipal deja claro que «incluso aunque pudiera considerarse que dichas autorizaciones provisionales se hubieran prorrogado tácitamente ante la falta de requerimiento para el abandono del inmueble, a día de hoy, estarían caducadas, motivo por el que procede recuperar el bien». Asimismo, añade que, como se pretende realizar unas obras de remodelación, «es necesario poner a disposición del Gobierno de Cantabria el inmueble a fin de acometer la citada obra por el tiempo necesario para su ejecución y, consecuentemente, se ha de ordenar el desalojo del inmueble».

Y concluye considerando que «procedería la recuperación del bien en tanto que los actuales ocupantes carecen del título que habilite para la ocupación en la actualidad». No obstante, el Ayuntamiento abrirá un periodo de audiencia para que los comerciantes puedan presnetar nueva documentación, si la tuvieran, para «acreditar la posesión de cuantos tñitulos habiliten la ocupación del inmueble».

En el caso de que acreditasen la tenencia del título preciso para la explotación del puesto se deberám garantizar susu derechos, pero deberán desalojar igualmente para poder llevar a cabo los trabajos.

«cuando razones de interés público del servicio lo exijan, el Ayuntamiento podrá ordenar la ejecución de las obras de adaptación necesarias que no originarán derecho a reclamación y/o indemnización, viniendo obligados los titulares a realizarlas en la forma acordada, y bajo la supervisión de los Servicios Técnicos Municipales. Si la consecuencia de estas obras se imposibilitará o lomitará el ejercicio de la actividad, la tarifa de ocupación de los puestos se disminuirá proporcionalmente a la perturbación causada, determinando el Ayuntamiento la cuantía exacta de esta disminución», señala el artículo 23 párrafo 6 de la Ordenanza Reguladora del Mercado de Abastos. Desde su construcción en 1903, el Mercado de Abastos ha sufrido tres grandes reformas centradas casi exclusivamente en el pórtico perimetral. La última date del año 1986.

Scroll al inicio