19/07/2024

nada personal, solo información

Santander, Gema Igual cortará la cinta de los nuevos Jardines de Piquío 15 días antes de las elecciones

En mayo de 2023 son las elecciones municipales. En febrero de 2022 anunció millón y medio en los Jardines de Piquío, y ya ha subido 200.000 euros, yéndose a 1.742.642 euros de inversión en agosto de 2022 y un plazo de ejecución de 9 meses. Se va a cambiar el pavimento, que actualmente está muy deteriorado. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander aprobará en su reunión de este lunes, 22 de agosto, el proyecto de renovación y mejora de los Jardines de Piquío, que cuenta con un presupuesto de licitación de 1.742.642 euros y un plazo de 9 meses.

Así lo ha anunciado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha destacado que se respetarán escrupulosamente el diseño original y los elementos característicos de los jardines, -que datan de 1925 y son obra del arquitecto municipal Ramiro Sainz-, en una intervención que se ha presentado a vecinos, empresas y directores de hoteles de la zona para recabar sus propuestas antes de cerrar el proyecto.

Las obras están orientadas a la restitución y acondicionamiento de los jardines, renovando los elementos constructivos que lo componen, y recuperando las especies vegetales que componían el diseño original, con un criterio decidido y estudiado por técnicas paisajísticas y de jardinería.

“Vamos a arreglar los desperfectos actuales actuando tanto en la superficie de los jardines como en el pasillo abalconado con vistas a las playas del Sardinero, sin modificar absolutamente su geometría”, ha remarcado, y asegura que todos los elementos mantendrán el mismo aspecto, los mismos colores y tonalidades, pero totalmente renovados.

Con respecto al primer nivel de los Jardines, que ocupa una superficie de 3.020 metros cuadrados, se va a cambiar el pavimento, que actualmente está muy deteriorado, reponiéndolo con un pavimento continuo antideslizante de color azul, similar al existente para que, a la vista, parezca absolutamente idéntico, aunque haya sido mejorado.

Lo mismo ocurrirá con el bordillo ornamental, que se compone de una base de hormigón y cantos de río rodado en su coronación en color blanco. Se sustituirá totalmente, con las mismas características que el existente.

La barandilla ornamental tipo ‘Jardines de Piquío’ se restituirá en su totalidad, así como el muro de mampostería colindante a la Avenida Castañeda, que se repondrá en su totalidad con el mismo tratamiento en alzado.

El proyecto incluye la restauración de la bola del mundo, así como otros elementos característicos como la pérgola, los muros-faldones en barandillas perimetrales o los pórticos, además de las redes de servicios, alumbrado y el mobiliario urbano (bancos, papeleras, luminarias, etc.).

De la misma manera, se realizará una completa restauración paisajística respetando el arbolado existente, eliminando las especies invasoras en las zonas de roquedo, entre el primer y segundo nivel de las plataformas de los jardines, ampliando e incorporando nuevo arbolado para crear más volumen, además de los necesarios en el paseo y zonas estanciales.

También se realizarán nuevas plantaciones de ‘cañas de indias’ y en las jardineras escalonadas y en las zonas verdes de plataforma inferior o segundo nivel se plantarán clavelinas de mar, imitando las plantaciones silvestres que salpican el litoral Cantábrico.

Los Jardines de Piquío ocupan un espacio emblemático e identitario en Santander. El primer ajardinamiento se produjo en el año 1897 y en 1925 fue el arquitecto municipal Ramiro Saiz Martínez quien reordenó y construyó los Jardines como los conocemos en la actualidad. Posteriormente, se fueron incorporando al proyecto rampas, escalinatas, plataformas y miradores que acompañan a la pérgola hasta constituir el espacio actual.

Scroll al inicio