21/07/2024

nada personal, solo información

Modesto González Cañibano: «Desastrosa gestión de la alcaldesa»

Si efectuamos un ligero análisis de los compromisos políticos de la alcaldesa de Renedo nos quedamos algo perplejos por lo anticuado de su ideología, devota susanista, tenacista y primísima de la denostada vicepresidenta del Gobierno de Revilla.

La semana pasada y al más puro y duro estilo del postureo político de medio pelo y con una pala en sus manos echó tierra sobre tierra inaugurando oficialmente las obras del mal llamado polideportivo. Hay un hecho que no ha pasado desapercibido según mandan los cánones siempre se pone una primera piedra y se hace la foto oficial para que quede plasmado en nuestro acerbo histórico, pero hubo que lamentar un patético incidente, la piedra fue a parar a otra ubicación muy lejos del terreno donde se pretende realizar esta chapucera obra.

Un viejo adagio dice que las cosas que empiezan mal acaban peor. El acto en sí fue muy simplón, no despertó el más mínimo interés entre los vecinos, más bien al contrario, un rechazo total que lo demostraron con una absoluta ausencia. Si la alcaldesa no hubiera estado acompañada de sus fieles palmeros con dedicación exclusiva de 40.000 euros no se podría haber realizado la foto. Todo en su conjunto fue esperpento como aquellas viejas comedias bufas.

Para su información casi todos los vecinos consultados están en contra de este desafuero e incluso gente afiliada a su partido. Algo que tiene el ser humano es la memoria, todos recordamos porque así se nos comunicó en su día un polideportivo que se iba a construir en los terrenos de Velo cuya volumetría era de 1.900 a 2.000 metros. Lo que usted pretende construir es lo más parecido a una nave más propia para crías pollos, tiene un aforo ridículo, casi insultante, tan sólo 70 personas. Se sobreentiende que en un determinado evento deportivo es seguro que muchos familiares se tendrán que quedar fuera. Siempre cabe una posibilidad, que en el exterior se ponga una pantalla gigante para ver lo que acontece en el interior, no es que yo pretenda ayudarla, pero al menos habrá que dar una solución a este desastroso proyecto.

Su presupuesto inicial fue de 900.000 euros, después de 1.000.000 y al final de un 1.300.000, estas cifras por mucho que usted diga no están cerradas en absoluto y mucho nos tenemos que está cifra seguirá aumentando.

Esta nave por no tener no tiene ni gimnasio, el suelo es de hormigón en vez de tarima que sería lo normal y tampoco dispone del adecuado dinero para su mantenimiento. Este hecho sólo se puede calificar como un despilfarro absoluto del dinero público. Tendré que recordarle, puede que a usted se le haya olvidado, que en dos ocasiones los vecinos solicitaron de forma oficiosa una entrevista, el resultado fue la callada por respuesta. También tenemos que recordarle algo que es fundamental que usted tiene la ineludible obligación de atender las solicitudes de todos y cada uno de los vecinos al margen de sus ideologías políticas o de otra índole y esto es un derecho constitucional e inviolable reflejado por casi todas las cartas magnas que existen en el orbe.

Usted está para servir al pueblo no el pueblo a usted ya que entre todos le pagamos los 44.000 euros que cobra. Ha personalizado por inexplicables circunstancias el dogma del Despotismo Ilustrado “todo para el pueblo pero sin el pueblo”, es el génesis del totalitarismo, da igual que sea fascista que stalinista.

No nos sorprende su errática actitud, se empecinó en tratar de edificar un nuevo centro cultural a escasos metros de otro que ya está en servicio hace muchos años en la Junta Vecinal de Puente Arce con un gran éxito. ¡Como es posible que usted pretenda duplicar la funcionalidad de un edificio! Sin dejar al margen los gravísimos problemas que usted hubiera causado a los vecinos que no podrían ni aparcar.

Según va avanzando su desastrosa gestión por Puente Arce crea otro gravísimo problema, se empecina en talar una encina centenaria y todavía no sabemos la razón a día de hoy, como siempre ignora la opinión de los vecinos y las reclamaciones de los ecologistas. Hay un larguísimo etcétera.

Usted fue alcaldesa por una jugada de pool en su primera legislatura, como en la segunda las urnas le fueron totalmente desfavorables y muy conocedora de la levedad de ser humano, a golpe de talonario y con el dinero público para asegurarse el banderín de reenganche empezó a dar a diestro y siniestro dedicaciones exclusivas de 40.000 euros, siete y una a tiempo parcial más 3 personas de confianza y es así como usted montó el chiringuito en este ayuntamiento de Renedo. Si buscamos un símil, el alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, en una comparecencia ante la Comunidad Europea calificó a los soldados rusos que cobraban un sueldo como mercenarios, cabe preguntarse como este héroe ucraniano calificaría a estos palmeros del chiringuito.

Estos hechos son de una inmoralidad suprema, no es practicar la demagogia recordar que en este país por desgracia y por la mala política del gobierno actual hay más de dos millones de españoles en el umbral de la pobreza.

Resumiendo, a excepción del primer alcalde, que por cierto era del PSOE, la alcaldía siempre ha estado regentada lamentablemente por alcaldes malos y peores, pero ninguno de estos alcanzó su grado de incapacidad en la gestión política. Esta es la opinión de la mayoría de los vecinos, está nominada para ser la peor alcaldesa que ha existido en toda la historia de este valle, tiene con frecuencia ataques propios de la catarsis del carnaval y por norma una persecución visceral hacia el PP, de las necesidades de los vecinos no se acuerda para nada.

Por su comportamiento errático en otro hemisferio democrático con leyes consolidadas estaría incapacitada para ocupar ningún cargo público y todo esto sólo en la zona de Puente Arce, el resto es lo más parecido a un bombardeo ruso. Toda mi vida me he declarado agnóstico pero dada las actuales circunstancias habrá que encomendarse a la Virgen de Valencia hasta las próximas elecciones.

Fdo.: Modesto González Cañibano / Un vecino de la Urbanización La Mina en Puente Arce (Cantabria).

Scroll al inicio