Camargo termina las obras de reparación de aceras del Polígono de Cros

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y el concejal de Obras, Íñigo Gómez, han visitado la finalización de las obras que el Consistorio ha llevado a cabo en dos tramos peatonales del Polígono de Cros para mejorar el estado de sendas zonas de tránsito.

Bolado ha explicado que «esta actuación permite dotar a esta zona de dicho polígono empresarial e industrial de unas aceras modernas y en buenas condiciones, dejando atrás el aspecto deteriorado en las que se encontraba dicho trayecto anteriormente, lo cual hacía que fuera muy incómodo transitar por allí”.

En concreto, con esta obra se ha buscado atender las necesidades tanto de los trabajadores de este polígono, como facilitar también los desplazamientos de los viandantes que realizan a pie el trayecto entre las zonas residenciales y las áreas comerciales próximas.

Asimismo, se busca contribuir a que los usuarios del ferrocarril de cercanías de FEVE que hacen uso del apeadero ubicado en las inmediaciones se puedan desplazar a partir de ahora con mayor comodidad.

En la visita también han participado la concejala de Juntas Vecinales, Marián Vía; la concejala de Medio Ambiente, María José Fernández; y el concejal de Cultura, José Salmón; además de técnicos municipales y representantes de la empresa Construcciones y Excavaciones Aníbal S.L., encargada de realizar la renovación de estas aceras.

Detalle de las obras

Los trabajos han sido ejecutados por un importe de adjudicación de 90.946 más IVA, y han consistido en la retirada del pavimento de baldosa y la posterior retirada de las escorias causantes de los problemas de abombamientos que presentaban las aceras, como consecuencia de la expansión de dichas escorias con las que hace años se rellenó el terreno.

La actuación se ha completado con la posterior reposición del pavimento, con una losa de hormigón desactivado similar a la existente en las aceras de las inmediaciones, además de la ampliación de la anchura en uno de los tramos hasta los 1,80 metros.

Junto con ello, se ha mejorado el emplazamiento de los imbornales y de las arquetas, renovando igualmente las tapas de los diferentes servicios existentes que presentaban signos de deterioro.

Ir arriba