21/06/2024

nada personal, solo información

El Gobierno de Cantabria rebaja en 10,3 millones la deuda heredada del impago de ayudas a rehabilitar vivienda

De los 543 expedientes que desde el año 2018 estaban sin revisar, ya se han notificado las primeras 118 resoluciones

El Gobierno de Cantabria ha conseguido rebajar en 10,3 millones, un 35%, el «agujero» de deuda heredado del anterior Ejecutivo del impago de las ayudas a la rehabilitación proveniente del decreto del Plan Estatal de Vivienda a lo que hay que sumar lo que quedó también pendiente de pagar de la línea de Fondos Europeos.

«La deuda total asciende a 97 millones de euros, entre lo que estaba presupuestado y lo que se había solicitado»

De esa partida, 28.316.151 euros corresponden a la línea de ayudas del Plan Estatal de Vivienda, a la que se presentaron 2.115 solicitudes, por importe de 41 millones de euros. Los 69 millones restantes pertenecen a la línea de fondos europeos, donde se presentaron 1.554 solicitudes para un total de 14.814 viviendas, por importe de casi 126 millones de euros.  Aun así, tal y como han anunciado hoy los consejeros de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, y Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Luis Ángel Agüeros, el actual Gobierno está cumpliendo el compromiso adquirido el pasado mes de septiembre de hacer frente «con recursos propios» a parte de ese «agujero».

De hecho, el Gobierno ha habilitado partidas por valor de más de 10 millones de euros para hacer frente a los 28,3 millones de euros del Plan Estatal «que nos encontramos». Se trata, por tanto, de «más de un millón de euros al mes» en poco más de 10 meses, «de los cuales 5,1 millones están ya en el bolsillo de los cántabros».   En concreto, se ha diseñado un plan de pagos «realista y creíble» para ayudar a todos los propietarios que meses atrás pidieron ayudas para la rehabilitación a través del Plan Estatal y no pudieron cobrar, porque se habían agotado los fondos. El objetivo es que, en el menor tiempo posible, se pueda pagar el dinero que queda pendiente. «Este Gobierno no va dejar tirados a los cántabros» y la de hoy es una buena noticia, ha subrayado Media.

Plan de pagos

Durante todo este tiempo, ambas Consejerías «han trabajado mano con mano» para redistribuir partidas y destinarlas al «objetivo prioritario» de pagar la deuda. Así, ha explicado Agüeros, se hizo una primera asignación de 6,3 millones de euros, y «ahora vamos a destinar otros 4 millones de euros, por lo que la deuda pendiente es de 18 millones de euros» de los más de 28 adeudados solo del Plan Estatal.    Todo ello, teniendo en cuenta, ha dicho el consejero de Economía, que el presupuesto anual de la Dirección General de Vivienda es de 21,6 millones de euros, excluyendo el importe de los fondos europeos, por lo que, este agujero de casi 30 millones, sólo de lo adeudado del Plan Estatal, «una cantidad enorme», supone un 104% del presupuesto anual de la Dirección.

A esto se suma, ha insistido, que, en el presupuesto de 2023, las partidas ya estaban «perfectamente asignadas» y no se podía hacer frente «inmediatamente» a un desfase presupuestario «de tal magnitud».   Pero, ha recordado Luis Ángel Agüeros, «no podíamos dejar tirada a la gente que de buena fe había concurrido a estas ayudas a la rehabilitación de sus casas, animados por el anterior Gobierno regional, y que de repente se encontraban sin el dinero con el que ya contaban».

En el caso de los fondos europeos se están manteniendo conversaciones con el Director General de Vivienda y Suelo del Gobierno de España para dar a conocer esta situación y «esperamos el compromiso del Gobierno de España para hacer frente a esta demanda absolutamente justa que compromete a miles de familias».   En el caso de los fondos procedentes de Europa, ha explicado Media, la situación es «más complicada», puesto que el Gobierno de España ya ha adelantado que no habrá más financiación hasta finales del 2025, que es cuando se acaba el plan.

En este sentido, Cantabria, si la Unión Europea abre otro programa de rehabilitación para esa fecha, «será la primera en solicitarlo». Además, ha aclarado el titular de Fomento, «el dinero que venga, si es que viene, será para pagar primero a todos los propietarios que, en estos momentos, están en lista de espera».

«Enorme esfuerzo financiero»

Para ir organizando los pagos, se ha elaborado una lista de espera por orden de presentación de solicitudes. «A medida que vayamos teniendo fondos los solicitantes irán cobrando uno a uno en ese orden», ha garantizado el titular de Economía. «A lo largo de 2024 iremos destinando más dinero a esos ciudadanos que están en los 18 millones que quedan por abonar». El horizonte, ha añadido, es que «al final de la legislatura hayan cobrado todos».    «Se trata de un enorme esfuerzo presupuestario que, en 10 meses, ha conseguido abonar más de 10 millones de euros, que los solicitantes saben que van a percibir en un corto plazo de tiempo». Más de un millón de euros al mes destinados fuera de los previsto a pagar esto que los anteriores generaron, ha reprochado Luis Ángel Agüeros.

Sucesión de hechos

Según ha detallado el consejero de Fomento, el origen del problema se remonta a los dos programas de ayudas a la rehabilitación que se abrieron en la anterior legislatura y que permitían a los propietarios solicitar hasta el 80% de subvención para rehabilitar sus viviendas o comunidades en el caso de los fondos europeos y un 40% en el Plan Estatal.   «El gobierno anterior hizo un llamamiento masivo a adherirse a estos fondos a través del colegio de administradores de fincas y otros colegios profesionales y, como es lógico, hubo una auténtica avalancha de solicitudes», puesto que era una gran oportunidad para mejorar la eficiencia de los edificios con ayudas muy importantes.  El problema es que los dos programas «no se cerraron a tiempo cuando se agotó el dinero que había asignado», y se permitió a los propietarios seguir presentando solicitudes, cuando ya no había fondos.

Recursos resueltos

Además de esta situación «gravísima», en septiembre, el consejero de Fomento también denunció otro «desastre de gestión» que su equipo de gobierno encontró en la Dirección General de Vivienda, donde habría cientos de expedientes sin revisar ni tramitar desde 2018, de recursos presentados por no recibir algún tipo de ayuda relacionadas con el alquiler convencional, el bono joven y las ayudas al COVID.   «Llegaban los recursos y se guardaban en una caja directamente», una práctica que distaba mucho del «respeto» que se merecen los ciudadanos. Con este Gobierno «esto se acabó» y ya no queda ninguno de los 543 expedientes que desde el año 2018 estaban sin revisar «lo cual era un escándalo». De hecho, «ya estamos empezando a contestar a todos los afectados para resolver uno a uno sus recursos».

En concreto, ha anunciado Roberto Media, ya se han notificado las primeras 118 resoluciones y, en las próximas semanas, se va a contestar a todos los afectados «para resolver uno a uno todos aquellos expedientes que alguno olvidó metidos en cajas».   «La administración no puede ser un agujero negro o una puerta cerrada para los ciudadanos, porque su obligación es prestar un buen servicio público y responder siempre».

Scroll al inicio