PRC: Más del 70% de los ayuntamientos no puede cumplir con la Ley de Bienestar de los Animales

El Partido Regionalista urge una línea de ayudas para apoyar a los municipios

El diputado y portavoz del PRC en materia de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, defenderá una moción en el Pleno convocado para mañana lunes 18 de marzo para pedir a los gobiernos de España y Cantabria que habiliten cauces de colaboración con el resto de las administraciones públicas implicadas en la aplicación la Ley de Protección de los Derechos y el Bienestar de los Animales y una línea de ayudas para apoyar a los municipios que carecen de recursos para afrontar las nuevas obligaciones derivadas de la norma.

Blanco pedirá la implantación esa línea de ayudas antes del mes de junio y de forma consensuada con la Federación de Municipios de Cantabria, porque la considera «imprescindible» para que los ayuntamientos puedan cumplir la ley sin poner en peligro los servicios públicos fundamentales que prestan a los vecinos.  Según ha explicado, esta nueva ley atribuye a los ayuntamientos competencias como la recogida y mantenimiento de animales extraviados y abandonados o el control y castración de colonias felinas que no están en condiciones de afrontar, por falta de medios económicos y humanos.

Reivindica por ello la colaboración entre las diferentes administraciones y rechaza que los ayuntamientos se vean obligados a asumir esas nuevas competencias si no van acompañadas de la financiación necesaria para poder ejercerlas. «No podemos permitir que peligren los servicios esenciales a la ciudadanía, ni que se desvíen fondos de ese fin para perseguir a animales abandonados», ha agregado.

Además, ha destacado la dificultad añadida que implica la armonización de la nueva ley con las numerosas ordenanzas municipales que ya regulan la tenencia y protección de animales.  Entre las nuevas obligaciones que la norma establece, ha destacado la inclusión en los planes de Protección Civil de medidas de protección para los animales, o la recogida y atención de aquellos que se encuentren extraviados o abandonados en centros de protección, que deben estar dotados con servicios de urgencia disponibles las 24 horas del día. «Es evidente la dificultad que entraña para los ayuntamientos medianos y pequeños de Cantabria el cumplimiento de esta obligación», ha precisado Guillermo Blanco.

Del mismo modo ha señalado la dificultad para cumplir otras disposiciones, como el acceso al transporte y establecimientos públicos con animales o el control de las colonias felinas, por lo que espera «sensibilidad y apoyo» por parte del Gobierno de Cantabria para habilitar las ayudas necesarias y garantizar la aplicación de la ley «sin menoscabo de los servicios que precisan los vecinos».

Scroll al inicio