El dinero crea malestar entre trabajadores y usuarios de la Asociación Nueva Vida

«El ‘engaño’ es la tónica común en algunos de los casos y testimonios»

Los sueldos y el incremento patrimonial del circulo familiar que dirige el pastor evangélico Julio García Celorio en la ASOCIACIÓN EVANGÉLICA NUEVA VIDA, han creado desde hace un tiempo un malestar entre trabajadores y usuarios que ha saltado más allá de las propias sedes evangelizadoras.

Fue en 1998 cuando Julio García Celorio se decidió a salir adelante con la ASOCIACIÓN EVANGÉLICA NUEVA VIDA. Hoy en 2024 los sueldos del entorno de la ONG así como el incremento patrimonial de la familia Celorio-Justamante resultan muy llamativos para parte de sus trabajadores y usuarios, según ha podido constatar esta redacción.  Por situar un ejemplo claro de la evolución económica de la ASOCIACIÓN EVANGÉLICA NUEVA VIDA, quien fuera como número 7 en la lista de Daniel Fernández (PSOE) a la Alcaldía de Santander, Julio David García Justamante, gerente de la ONG Nueva Vida, sabía que nunca iba a recoger su acta de concejal si hubiera salido, como así fue en el momento en el que hubo de correr la lista tras la renuncia del letrado Diego Sarabia quien renunció por motivos profesionales.

ENTRAMADO FAMILIAR DE NUEVA VIDA

El entramado de la ONG Nueva Vida se sitúa con Julio García Celorio como presidente de la Junta Directiva o ‘patrón’ económico y pastor evangelizador en los distintos centros de culto que ostenta la ONG.   Su esposa, que otrora tuviera como dedicación profesional en el mundo de la sanidad, Elisabet Justamante Belda es vocal en la Junta Directiva.  Los hijos del matrimonio que forman parte de la Directiva:
Beatriz García Justamante es Secretaria Ejecutiva y la Gerente Administrativa, cuyo sueldo bruto en la ONG Nueva Vida supera en bruto los 3.000 euros mensuales.
Julio David García Justamante es el Gerente Técnico con un sueldo en la ONG que supera en bruto los 3.000 euros mensuales.
La Asociación Nueva Vida recibe subvenciones y ayudas de administraciones públicas como el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Gobierno de Cantabria o distintos ayuntamientos. Ademas su política de expansión que tras Cantabria comenzó en el barrio de Deusto en Bilbao, se extiende ya en parte de la vecina Vizcaya, o en Palma de Mallorca (Baleares).

FORMA DE OPERAR DE LA ONG NUEVA VIDA: ‘ENGAÑO’

Entre los cometidos de la ONG Nueva Vida está el de atender a la población privada de libertad, personas bajo protección internacional, mujeres en situación de prostitución, personas sin hogar y, en general, colectivos en riesgo de exclusión. Nueva Vida recibe ayudas y entra en programas donde estas personas pueden hacer un trabajo y por ello ser remuneradas. Con ello, posteriormente entran en la sociedad en forma de inserción en el mercado laboral y en la sociedad de forma plena.

No obstante, según ha podido constatar Cantabria Directa con diversos testimonios, existe una explotación laboral por parte de la ONG al no entregar ni las remuneraciones que por ley les pertenece a sus trabajadores/as, sino que rozan la usura, en algunos de los casos. La ONG Nueva Vida plantea un proyecto social empresarial facilitar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión, con ello consolida un modelo de negocio local, pero a base de remuneraciones nada acordes a la legalidad y el ‘engaño’ es la tónica común en algunos de los casos y testimonios recogidos por la redacción de Cantabria Directa.

Scroll al inicio