El feminismo y la profesión periodística: «Nos han educado en una cultura machista»

El feminismo y la profesión periodística han sido los protagonistas en El Ateneo de Santander la tarde de este miércoles 31 de enero, San Juan  Bosco fundador de los salesianos y vinculado a la educación. En el foro cultural de la céntrica calle Pedrueca, sede de El Ateneo de Santander e invitada por la Asociación de Periodistas de Cantabria, la escritora y periodista María Grijelmo García (Burgos, 1964) ha disertado con dicción  y verbo castellano una conferencia participativa acerca de su última publicación «Claves para un periodismo feminista (Editorial Fundamentos)«.

Presentada por Dolores Gallardo, presidenta de la Asociación de Periodistas de Cantabria y por la presidenta del Consejo de Género y miembro del comité directivo de la Federación Internacional de Periodistas, Mª Ángeles Samperio, María Grijelmo ha definido el libro que se antoja per se, como necesario, lo calificado como «aspiracional«.

El no compartir que el machismo forma parte de gran parte de las publicaciones diarias españolas, se hace como uno de los motivos principales para leer este libro, fiel reflejo de una realidad que aminora, pero sigue. «Nos han educado en una cultura machista«, «si el feminismo no revuelve el statu quo, es postureo«, ha manifestado la autora con ejemplos certeros y acertados. «Es importante que los periodistas entiendan que en el enfoque de partida hay una desigualdad«, de la misma forma y manera María Grijelmo en esta publicación, que también crea docencia, aporta al propio profesional periodístico una solución ante tal hecho, es decir, desigualdad desde el inicio. «La desigualdad es la partida y el respeto es el fin de la cuestión».

María Grijelmo ha situado tres palabras que definen un único género, como son «personas, población y gente«. Palabras sustitutivas de términos que pueden llevar a un machismo al periodista en sus contenidos. Además ha situado varios ejemplos de periódicos como El País o El Mundo, por describir dos ejemplos.

Durante los sesenta minutos de una disertación brillante, María Grijelmo, como profesional de la comunicación y fiel defensora de la buena y atinada escritura, ha tenido un mensaje para los jóvenes que se acercan a la profesión de contar y comunicar. «La gente joven tiene que tener más facilidad porque es injusto, es una cuestión de mérito, de capacidad y de respeto».  

Scroll al inicio