De diciembre de 2013 a diciembre de 2023 el precio del alquiler en Santander ha subido un 52%

«Nuestros jóvenes tienen que marcharse a otros municipios limítrofes porque no pueden pagar un alquiler»

El PRC de Santander ha denunciado el aumento de más del 50% del precio del alquiler en la ciudad en los últimos 10 años debido, en gran medida, a la reducción de la oferta vivienda permanente frente a la «considerable subida» de los pisos vacacionales o de temporada, los cuales han crecido un 44% en el último trimestre de 2023, según datos de un portal inmobiliario.    El portavoz municipal, Felipe Piña, ha señalado que entre diciembre de 2013 y diciembre de 2023 el precio del metro cuadrado en alquiler se ha incrementado, concretamente, en un 52,24 %y ha urgido al equipo de Gobierno a «adoptar medidas que reviertan esta situación en beneficio de los santanderinos».

«El Ayuntamiento no puede permanecer de brazos cruzados mientras nuestros jóvenes tienen que marcharse a otros municipios limítrofes porque no pueden pagar un alquiler», ha señalado Piña, quien ha vuelto a solicitar al equipo de Gobierno que agilice la redacción de la ordenanza para regular las viviendas turísticas, «tal y como prometió la alcaldesa en su programa electoral».

Asimismo, ha recordado las palabras de la consejera de Turismo, quien afirmó el pasado mes de octubre que «son los ayuntamientos los que tienen la llave para regular las viviendas de uso turístico a través de sus respectivos planes generales de urbanismo y la capacidad que quieren alcanzar con este tipo de viviendas».

El regionalista ha indicado que estas cifras constatan la «masificación y total dependencia del turismo de temporada» que soporta la ciudad actualmente, en contraposición con las declaraciones de la alcaldesa. Así, ha defendido que «Santander no puede vivir únicamente del turismo estacional ni podemos permanecer impasibles mientras pierde población -20.000 personas en 10 años – ya que la gente se ve obligada a irse con las consecuencias que eso tiene para el comercio, la vida social o el pago de impuestos».

En este sentido, ha señalado que la Sociedad de Vivienda y Suelo debe «ir un paso más allá» y convertirse en un verdadero instrumento que facilite el «acceso real» de los jóvenes santanderinos a la vivienda, con la adquisición y rehabilitación de las viviendas vacías para ponerlas a disposición de los ciudadanos a través de un programa de vivienda asequible, mayoritariamente de alquiler.    En su opinión, esta «sencilla medida», por la que Piña apostó durante la campaña electoral, tendría «dos efectos positivos inmediatos: más vivienda asequible y regeneración del centro urbano».

«Tenemos demasiadas zonas de Santander en las que hay que actuar. Demasiados ‘cabildos’ y ‘pilones’. Y ante esta realidad, todo el discurso del Partido Popular se centra en el nuevo crecimiento en el Alisal. Esa es su única propuesta, mientras lo ya construido ni se rehabilita, ni se regenera», ha apuntado Piña para finalizar.

Scroll al inicio