Piélagos agradece a Teodoro Barata Paz ‘Doro’ su trabajo con la comunidad educativa del CEIP Virgen de Valencia en Renedo

El municipio de Piélagos ha agradecido a Teodoro Barata Paz, conocido por adultos y niños como “Doro”, sus cerca de 30 años de trabajo al servicio de comunidad educativa del CEIP Virgen de Valencia en Renedo. Lo ha hecho con motivo de su jubilación, tras 27 años como conserje del centro educativo, en un acto celebrado en el Ayuntamiento, donde ha sido recibido por el alcalde, Carlos Caramés, y la concejala de Educación, Carmen Bedoya.

En su homenaje de despedida, “Doro” ha estado acompañado por la directora del CEIP Virgen de Valencia, Charo Martín Yáñez y su sucesor en el cargo en el colegio; así como por sus compañeros en el IES Valle de Piélagos y en los colegios Bajo Pas (Arce), Las Dunas (Liencres) y El Mimbral (Renedo). “Todo el mundo nos ha hablado maravillas de ti”, ha recalcado el regidor municipal, quien ha trasladado a Teodoro Barata Paz el “reconocimiento unánime” a su labor y a su trato no sólo de la comunidad educativa sino de todo el alumnado y sus familias, que “te tienen un gran cariño”.

Se quedó una vacante en el colegio, me presenté y hasta hoy

“Doro” ha recordado que trabajaba en un taller, pero tuvo una lesión que le afectó a una mano. “Estaba en el paro, se quedó una vacante en el colegio, me presenté y hasta hoy”, ha resumido este hombre quien presume de haber “hecho de todo”, a lo largo de estos 27 años. Charo Martín Yáñez ha corroborado sus palabras y ha afirmado que “lo resolvía todo, lo mismo pintaba que te ponía tornillos o iba por el balón de los niños”.

Tras su jubilación, Teodoro Barata Paz ha recalcado que su trabajo siempre lo ha llevado bien. Es más, ha presumido de que “nunca ha tenido ningún problema ni con los profesores ni con nadie”.  “Me da pena dejarlo, pero hay que dar paso a las nuevas generaciones”, ha afirmado este hombre quien también ha tenido palabras de agradecimiento para sus compañeros de otros centros, que le han acompañado en su despedida.

“Son buena gente y estoy muy contento por esto, demuestra que algo habré hecho bien”, ha opinado “Doro”, quien ha recibido un reloj por parte del Consistorio sabedor de que con los horarios siempre ha sido muy estricto. De hecho, él mismo ha dejado claro que, en 51 años trabajando, “jamás he llegado tarde”.

“Doro es Doro”

La directora del CEIP Virgen de Valencia ha reconocido que tiene mucha pena de que se haya ido.
“Sé que está Toni, pero Doro es Doro”, ha apostillado Charo Martín Yáñez, quien ha subrayado la disposición que ha tenido y es que jamás ha protestado por nada, cualquier cosa que le hemos pedido la ha hecho para antes de ayer, así que yo sólo tengo palabras de agradecimiento”. En la misma línea, ha destacado que “nunca le has visto enfadado” y los niños “le quieren muchísimo”. Así, ha comentado como Adrián, uno de los alumnos más pequeños, le visitaba cada día.  Por su parte, Toni, su sucesor en el centro ha dicho que “con llegar donde lo ha hecho él y que me reconozcan, me conformo”.

Scroll al inicio