Polanco cede al Gobierno de Cantabria una finca urbana para ampliar el centro de salud

El pleno de Polanco ha aprobado por unanimidad la cesión en propiedad al Gobierno regional de una parcela colindante con el centro de salud de Rinconeda, para que la Consejería de Salud ejecute amplíe las instalaciones asistenciales, inauguradas en 1991 para atender a 3.000 personas y que en la actualidad quintuplican el número de habitantes que tienen asignados.

La finca tiene 2.689 metros cuadrados y está ocupada por unas pistas deportivas y una pequeña edificación, y su cesión ya se ofreció a la Consejería en enero de 2021 pero distintos problemas técnicos puestos por los anteriores responsables de este departamento han retrasado la inversión, que contaba con partida en el presupuesto regional, y han obligado al nuevo acuerdo plenario.   La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha resaltado el consenso de los grupos municipales a la hora de sacar adelante el «importante proyecto» de ampliar el centro de salud, que en el futuro permitirá dar un mejor servicio a los vecinos, algo que el equipo de gobierno lleva reivindicando desde 2018 a tres distintos consejeros y que no termina de hacerse realidad.

Ha destacado que este acuerdo plenario «abre una nueva etapa» en el proyecto tras el compromiso adquirido por el actual consejero de Salud, César Pascual, de licitar el próximo año las obras de ampliación del centro de salud, con una partida específica en los presupuestos regionales del 2024 para redactar el proyecto, dando impulso a «un proyecto histórico que no acababa de materializarse».   Rosa Díaz ha recordado que la finca que se cede es la mejor opción para facilitar el inicio y desarrollo de las obras de ampliación, y también para permitir que el actual edificio asistencial pudiese seguir funcionando con normalidad mientras durasen los trabajos de construcción del nuevo inmueble.

Además, ha manifestado el deseo de que la ampliación conlleve un incremento del personal adscrito al centro de salud, en especial en el área de pediatría, con el fin de atender la creciente demanda de los vecinos tanto de Polanco como de Miengo, ya que estaría diseñado para cubrir las necesidades actuales y futuras de la zona.     La alcaldesa ha reiterado que la ampliación del centro de salud de Rinconeda es «una necesidad urgente» para dar una atención sanitaria adecuada a los vecinos, pues se trata de unas instalaciones inauguradas hace casi tres décadas pero que ya se han quedado obsoletas y presentan diversas deficiencias.

Construcción modular

Para agilizar el desarrollo del proyecto, el Ayuntamiento ya propuso el pasado octubre a la Consejería una solución arquitectónica consistente en utilizar el sistema de construcción modular con entramado ligero en 3D, ya probado con éxito en el aula de 0 a 2 años ya en funcionamiento.  Este sistema acorta plazos y reduce la inversión económica, además de utilizar una arquitectura ecológica e instalaciones eficientes, lo que da como resultado un edificio singular que se levanta en pocos días ya que la mayor parte de la construcción se lleva a cabo en el taller ante de trasladar los distintos elemento a la parcela para su ensamblaje.

Scroll al inicio