Santander, dos años de prisión por agredir a tres clientes con un cuchillo y un bate de béisbol

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado hoy a dos años de prisión y al pago de una multa de 750 euros a un hombre que regentaba un local de ocio nocturno en Santander y que agredió a tres clientes con un cuchillo y un bate de béisbol.   El juicio estaba señalado para la mañana de hoy en la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria, pero al inicio del mismo la fiscalía, la acusación particular y la defensa han informado al tribunal de que habían llegado a un acuerdo, después de que el acusado hubiera indemnizado a las víctimas en las cantidades solicitadas por estas, 13.174 euros.

Tras conocer el acuerdo, la Audiencia le ha condenado en sentencia firme como autor de tres delitos de lesiones, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de la responsabilidad penal muy cualificada de reparación del daño.  Según los hechos reconocidos por el acusado, este se encontraba en su local cuando comenzó una discusión con tres hombres, dos de ellos hermanos, en el transcurso de la cual, “y con ánimo de menoscabar la integridad física” de aquellos, les agredió.  Salió de detrás de la barra y dio dos puñetazos a uno de los hombres, en un ojo y en la boca, rompiéndole un diente.  A continuación, cogió un bate en una mano y un cuchillo en la otra y dio varios golpes por todo el cuerpo a otro de los clientes.

Finalmente, cuando el hermano del primero acudió en su defensa, el acusado le asestó varios navajazos en el cuerpo, en la oreja y en la cara.

Imagen de archivo.

Scroll al inicio