Desmemoriados recuerda las movilizaciones estudiantiles de 1972 y los últimos exiliados de Cantabria

El acto público, que tendrá lugar este viernes, a las 19.15 h, en el Colegio Cisneros, recordará al delegado de estudiantes de Magisterio recientemente fallecido, Pedro Vega San Martín

En abril de 2023 se cumplieron 50 años de la última marcha al exilio desde Cantabria por motivos políticos. En una fatal coincidencia el pasado mes de agosto fallecía uno de aquellos últimos expatriados, el periodista Pedro Vega San Martín, quien fuera Delegado de estudiantes de Magisterio a comienzos de los años setenta. Para recordar aquellos acontecimientos, las movilizaciones por la libertad y contra la dictadura franquista que tuvieron como escenario la Escuela de Magisterio y como actores a estudiantes de dicho centro, Desmemoriados, Asociación para la Recuperación de la Memoria Colectiva de Cantabria, y compañeros y compañeras del fallecido, han organizado un acto público que tendrá lugar el 24 de noviembre a las 19.15 horas en el Salón de Actos del Colegio Cisneros.

El contexto en el que se produjeron las movilizaciones estudiantiles en Santander, que giraron en torno a la Escuela de Magisterio, las reivindicaciones profesionales y la actuación policial que tuvo como consecuencia la detención de 18 estudiantes en marzo de 1972, centrarán las intervenciones y testimonios personales en un acto que contará, además, con la proyección de audiovisuales y música en directo. El fallecimiento, a los 72 años, de Pedro Vega, uno de los dirigentes estudiantiles de Magisterio detenido en 1972 y que, posteriormente, tuvo que exiliarse a Francia, inspira el recorrido histórico por unos hechos que, en su momento, conmocionaron a la comunidad universitaria de Cantabria.

Durante el acto se recordará la trayectoria personal y profesional de Pedro Vega, así como del resto de los 18 estudiantes a los que la Brigada Político Social, la policía del régimen, acusó de asociación ilícita, militar en las Juventudes del PCE, y propaganda ilegal. El TOP, el tribunal especial encargado de juzgar las conductas que bajo la Dictadura franquista eran consideradas delitos políticos, pidió penas de prisión para todos los detenidos, siendo especialmente duras las que afectaban a cuatro de ellos, entre los que se encontraba Pedro Vega. Esta fue la razón por la que en la Semana Santa de 1973 los cuatro procesados decidieron marchar a Francia. Fueron los últimos exiliados de una larga lista de cántabros expatriados por sus ideas políticas desde el final de la Guerra Civil hasta la muerte de Franco y la recuperación de las libertades democráticas.

IMAGEN: Pedro Vega (Archivo 1972), Cartel acto.

Scroll al inicio