Llegado el momento de someterse a la valoración de los ciudadanos, el Partido Popular de Santander mira al candidato que presenta, en este caso candidata, y en nada se parece a las posibilidades de un Gonzalo Piñeiro de los años 90 o de un Íñigo de la Serna de 2007 o 2011. Ya en 2015 la ciudadanía le dijo al PP de Santander que ya no contaba con la confianza de la mitad de los santanderinos y santanderinas. Y el PP de Santander presenta a una persona que no es la que necesita la ciudad de Santander en el año 2019. Además sabe el PP que Gema Igual no es su mejor candidata, pero no hay más. No hay otra.  Es candidata por eliminación y ella se ha prestado a ello. Y no es la persona adecuada porque en la etapa en la que ha gobernado lo ha hecho bajo la imposición del bastón de mando, no ha habido consenso, no han existido acuerdos. Se han valido de un tránsfuga y han aplicado el denominado, rodillo.

– No se sabe qué sucedió en el incendio del Museo de Arte de Santander ni por qué no había inventario de las obras. – En el derrumbe del edificio de la calle Sol, media España se ha reído de cómo se hacen licencias express en el Ayuntamiento de Santander. – Una concejala tuvo que dimitir acusada de robo de dinero público. – Se ha pagado con dinero público una traducción hecha con Google (2018) y se llevó a Fitur. – En 2016 en Fitur se plagió el logo e imagen de marca de la ciudad. – Se ha entrado en el corazón de la ciudad con un espigón en la Magdalena en cuya obra ha trabajado el marido de la alcaldesa, quien además dijo que «tengo que dar de comer a mi hija«. – Fue consciente de que «metía en un lío a los santanderinos con el Metro TUS» y siguió adelante hasta que lo detuvo la ciudadanía. – Se suspendió el Plan General de Ordenación Urbana que presentaba para 2024, 260.000 habitantes, ¿dónde están? – Por cierto, no es maestra porque no acabó la diplomatura de Magisterio, y en eso mintió a la ciudadanía.

El olvido, la dejadez y la falta de respeto a algunos barrios de la ciudad es insultante. No es de recibo. Un dirigente público no debiera admitir que en pleno siglo XXI en una capital de comunidad de autónoma haya calles de ciudad impropias no solo de Santander, sino de otras ciudades españolas. Y eso es culpa de quien dirige la ciudad. Lugares en pleno centro, puntos concretos, y en la periferia. Dejadez absoluta y además hecha a propósito.

Gema Igual es la candidata del PP a la alcaldía de Santander y el ciudadano tiene en su mano, decidir si le da su confianza. Debe valorar si es la persona adecuada para llevar a Santander a un avance y un progreso negado desde hace años. Gema Igual, si es elegida alcaldesa, es un valor a la baja, no es valor en alza. En una sociedad como la actual, necesitamos al frente de las instituciones públicas personas con ilusión y con visión de futuro. Gema Igual tiene la ilusión y el futuro de un Partido Popular agotado, cansado, fundido, sin ilusión, desunido y con unos proyectos que son los mismos de hace 15, 20, 25 o 30 años por poner unas cifras. Nadie ha gobernado Santander que no sea un color de derechas. El PP se ha hartado de decir que en Andalucía era necesario un cambio después de 36 años de gobierno del PSOE. ¿Y en Santander? ¿Algún santanderino/a sabe cómo gobierna el PSOE en Santander? Si hay alguno, por favor, háganlo saber a esta redacción porque es de mérito. La alternancia es uno de los valores principales de la democracia. Para quienes conocemos cómo funcionan tanto la Cámara Baja como la Cámara Alta en Madrid, el cambio de gobernantes es bueno, sano, necesario, democrático. En el Ayuntamiento de Santander se ha creado un cortijo propio de unos pocos y esos pocos no permiten que se abra el círculo. No pueden abrir el círculo porque ponen en peligro el control del cortijo. Pero hay una diferencia importante y es que el cortijo es público, pertenece al conjunto de la ciudadanía. Y eso hasta la fecha siempre ha caído del lado de una misma familia política.

Ahora en 2019, el día 26 de mayo, el ciudadano tiene en su mano escribir la página del cambio en su ciudad o reescribir la continuidad de un gobierno deslomado, fatigado, sin ideas, sin ilusión y sin valor. ¿Quién es la alternativa al actual gobierno municipal? El cambio hacia un futuro mejor y la creación de una ciudad para las personas, para sus habitantes, para sus ciudadanos, no para alimentar más y más el cortijo. Por último, bueno sería saber si Gema Igual no sigue de alcaldesa, seguirá como concejala de a pie o… se va a la parte oriental de Cantabria. Porque cuando el río suena.

Santander el 26 de mayo decide si por primera vez gobierna la ciudad un partido que mira hacia adelante, que mira por el cambio.