16/06/2024

nada personal, solo información

VOX: «No subvencionar la propaganda política»

Vox ha criticado la performance colectiva realizada el pasado 13 de septiembre por la asociación cultural La Vorágine para recrear en el Paraninfo de La Magdalena el primer campo de concentración del franquismo, y ha pedido excluir de las subvenciones municipales que se otorgan para el fomento de la cultura a las manifestaciones o actividades de contenido político o ideológico «de cualquier signo«.

Así lo reclamará en una moción que este partido llevará al Pleno del Ayuntamiento de Santander de este jueves, 26 de septiembre, una petición ante la que ya ha mostrado su rechazo la propia Vorágine y la coalición de izquierdas Unidas por Santander, que junto con Vox forma parte del grupo mixto de la Corporación municipal.

Según explicó la Vorágine en su día, con la performance celebrada se buscaba recrear una de las fotos tomadas en 1938 cuando, según señalaba, en la Península de la Magdalena funcionaba un campo de concentración «ejemplar» para el franquismo.

Vox señala en su moción la necesidad de poner fin a las subvenciones
públicas a organizaciones o asociaciones que practican «el proselitismo y la propaganda política o ideológica de cualquier signo» y ha criticado algunas de las subvenciones otorgadas a La Vorágine.

Así, propone al Pleno modificar la Ordenanza reguladora de la concesión de subvenciones en régimen de concurrencia competitiva para el fomento de la cultura en el Municipio de Santander, aprobada en sesión ordinaria de fecha 29 de noviembre de 2007, «a fin de excluir de dichas subvenciones a las manifestaciones o actividades culturales de contenido
político o ideológico de cualquier signo».

CRÍTICAS DE LA VORÁGINE Y DE UNIDAS POR SANTANDER

Tras conocer la iniciativa de Vox, La Vorágine considera que con esta iniciativa este partido pretende «limitar la libertad de expresión en el sector cultural a cambio de subvenciones».

Así, considera que esta moción supone un «ataque en sede institucional que atenta contra todo el sector» y ha expresado su «preocupación» por las consecuencias de la entrada de partidos minoritarios de ultraderecha en las instituciones.

La Vorágine ha alertado del «esfuerzo totalitario» que está llevando, a su juicio, Vox «por definir qué es cultura y qué no es cultura, por vaciar de contenido político la cultura».

«Consideramos que el ataque de Vox no es a La Vorágine, aunque se centre en este colectivo, sino que nos utiliza como disculpa en su proyecto para cercenar la libertad de expresión, para eliminar el disenso y homogeneizar una sociedad que es diversa, plural y libre», ha señalado.

La Vorágine confía en que ningún partido demócrata, con representación en el Pleno del Ayuntamiento de Santander, participará en lo que considera «una mascarada vergonzosa pero, ante todo, peligrosa».

Uno de los partidos que ya ha anunciado su voto en contra a la moción es Unidas por Santander, que engloba a IU, Podemos Santander, Equo y Santander Sí Puede, que ha acusado a Vox de buscar «reprimir cualquier visión cultural crítica de la realidad».

La coalición de izquierdas, que tiene un concejal en la Corporación, Miguel Saro, integrado el grupo mixto –el mismo en que está el edil de Vox, Guillermo Pérez Cosío– ha mostrado su apoyo al colectivo La Vorágine.

Unidas por Santander considera esta moción el último intento de Vox de «reprimir cualquier visión cultural crítica de la realidad que denuncie y destaque el desigual reparto de los derechos políticos y los intereses económicos que hay en todo el mundo, así como sus manifestaciones culturales».

«Rechazamos contundentemente la propuesta de VOX de excluir de la promoción cultural pública cualquier manifestación cultural que tenga un contenido ideológico», ha manifestado Saro, que considera esta propuesta algo «ridículo» puesto que, según dice, «cualquier manifestación cultural es pura representación de ideología».

Scroll al inicio