“Se está poniendo de relieve de manera descarnada la necesidad de que la ciencia sea abierta”

La Biblioteca de la Universidad de Cantabria (BUC) es un servicio esencial de apoyo a la enseñanza y a la I+D+i, ofreciendo a docentes, investigadores y estudiantes diversas herramientas de acceso a la información. Desde el inicio de la crisis por el coronavirus, cuenta su directora María Jesús Saiz Vega, “actuamos a toda velocidad para tratar de minimizar el impacto que la cuarentena puede llegar a tener en el trabajo del alumnado y el profesorado por lo que se refiere a la provisión y acceso a la información científica, como están haciendo bibliotecas universitarias y científicas de todo el mundo”.

Según explica la responsable de la BUC, las bibliotecas están en permanente comunicación unas con otras para tratar de asegurar este flujo de información. “Se está poniendo de relieve de manera muy descarnada la necesidad de que la ciencia sea abierta, en los resultados pero también en los datos y en los métodos”, afirma Saiz Vega.

La Biblioteca ha creado, “de manera bastante exhaustiva”, dos focos de interés a raíz de la situación excepcional que vivimos: #yomequedoencasaymeinformo, con información general y científica sobre el Covid-19, y #yomequedoencasayaprendo en el que recopilan recursos de todo tipo: autoaprendizaje, literatura, contenidos infantiles…

Además, ha lanzado hoy una encuesta dirigida a toda la comunidad universitaria para testar la utilidad de su página web, de forma que se puedan mejorar los servicios on-line que ofrece. Bajo el lema #EligeWeBUC, la campaña estará activa hasta el 30 de abril.

Manuales electrónicos

Según la directora del servicio, “estamos recibiendo muchísima colaboración de diferentes editores, teniendo acceso de forma temporal o provisional a contenidos que eran de pago y que también estamos recopilando en nuestra web”. La BUC trabaja de forma proactiva en ampliar este campo, intentando conseguir “sobre todo manuales electrónicos, ya que el curso se enfoca a terminar de manera no presencial”. Según María Jesús Saiz Vega, irán informando de las nuevas incorporaciones de material en sus redes sociales.

Por otra parte y como se vio ya en la primera semana de confinamiento, “se ha incrementado muchísimo la demanda de préstamo interbibliotecario en soporte electrónico, y la colaboración entre bibliotecas”, apunta Saiz Vega.

Los profesionales de la Biblioteca continúan con su labor formativa, colaborando en dos asignaturas transversales sobre métodos de acceso a la información y habiendo terminado recientemente un curso para PDI sobre gestión de datos de investigación.

No menos importante es la labor de mantener abiertos los canales de comunicación e información de la BUC con sus usuarios, que “en estos momentos nos parece lo más importante”, dice la directora. María Jesús Saiz Vega recuerda que están operativos todos los buzones y el servicio de WhatsApp. Y concluye: “Vamos a hacer todo lo posible por ayudaros y os animamos a utilizar nuestros servicios, aunque lo que de verdad queremos es volvernos a encontrar con vosotros”.

Scroll al inicio