Podemos apuesta por el turismo cultural y sostenible frente al “masificado sol y playa”

1
28

Podemos Cantabria ha presentado su propuesta de cambio de modelo turístico para nuestra comunidad autónoma, coincidiendo con el primer día de la ‘Operación Salida’ de estas atípicas vacaciones estivales. Creen que, “debemos aprovechar estos momentos históricos que vivimos para cambiar el modelo de turismo que queremos, por ello, planteamos apostar por el turismo cultural, que haga que Cantabria deje de ser vista como una comunidad donde comprarte una segunda residencia barata a pie de playa y atraiga a un turismo sostenible y de calidad”. Además, subrayan “la necesidad de adecuar los empleos en este sector para ofrecer trabajo estable y digno que fije a estos profesionales en las distintas zonas de la comunidad durante todo el año”.

Luis del Piñal, coordinador de Podemos Cantabria, cree que “es una manera efectiva de hacer atractivo y sostenible el mundo rural y aprovecharlo para evitar el abandono de la riqueza patrimonial con la que Cantabria cuenta”. Del Piñal añade que “desde nuestra formación nunca hemos apostado por el turismo masificador como principal motor económico de Cantabria, como han venido haciendo los distintos gobiernos autonómicos desde hace décadas, por ello queremos que el turismo que haya sirva para conservar, promocionar y poner en valor el patrimonio de nuestra tierra, debiendo ser un elemento revitalizador más y planificar su desestacionamiento. Es algo que comunidades vecinas, como Asturias o País Vasco, llevan años desarrollando, la apuesta por un turismo de calidad basándose en sus fortalezas”.

Por último, la formación morada propone la creación de un bono cultural para revitalizar el sector hostelero, que se ofrezca desde los ayuntamientos y que “facilite a todos los cántabros, sin gastos previos, y que sirva como descuento efectivo en las compras de librerías, tiendas de música, materiales para pintar, esculpir, en cines, teatros…”.  Creen que “así es como se protege y apoya al sector cultural de la comunidad, ya que son los pequeños comercios los que más necesitan de la inversión de proximidad con un bono justo”. Todo esto acompañado por la creación de un censo de trabajadores y trabajadoras de la cultura para «conseguir un epígrafe en Hacienda de manera, que se refleje su actividad laboral real, siguiendo el calendario de su actividad y de sus parones obligatorios por falta de apoyo institucional o ausencia de espectadores estacionales».

Imagen: Luis del Piñal.

What do you want to do ?

New mail

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here