«Nos enfrentamos a un gran reto, el mayor en la historia de Cruz Roja en la región»

0
22

Cruz Roja Cantabria prestará su servicio este verano en más 50 playas del litoral cántabro, con un despliegue de más de 270 profesionales del salvamento (socorristas acuáticos, personal sanitario, conductores…) que, como novedad, difundirán mensajes de prevención frente al COVID-19 y prestarán apoyo en el mantenimiento de la distancia social.

Así lo ha anunciado este miércoles el director del Programa de Playas de Cruz Roja en Cantabria, Agustín Salán.

Entre los consejos de Cruz Roja para ir a la playa este verano figuran evitar aglomeraciones permaneciendo en las zonas delimitadas; informarse de las normas de cada arenal y seguir las indicaciones de los socorristas.

También recomienda usar mascarilla, lavarse las manos frecuentemente o usar gel desinfectante y pude mantener, tanto dentro como fuera del agua, la distancia de seguridad de 2 metros, entre otros.

«Nuestra experiencia nos dice que, si logramos que las personas mantengan actitudes seguras, evitamos la mayor parte de los riesgos. Por eso ponemos mucho énfasis en la prevención para no tener que actuar», ha señalado Salán.

Además, para aquellos que necesiten atención en la playa, se pide lavarse las manos o usar gel desinfectante y ponerse mascarilla antes de acercarse al socorrista y mantener la distancia de seguridad.

Cruz Roja recomienda no entrar en el puesto de socorro, sino esperar a ser atendido, y explicar lo que se necesita y seguir las indicaciones del personal de socorros.

También recuerda que para deshacerse de mascarillas o guantes, hay que depositarlos en el contenedor adecuado.

El de este verano será el mayor dispositivo de salvamento y socorrismo en la historia de Cruz Roja en Cantabria.

Los ayuntamientos en los que Cruz Roja Cantabria prestará servicio este verano son Ribamontán al Mar, Santoña, Santander, San Vicente de la Barquera, Comillas, Suances, Piélagos, Bezana, Laredo, Miengo y Bareyo.

«Nos enfrentamos a un gran reto por el volumen logístico del dispositivo, el mayor en la historia de Cruz Roja en la región con once ayuntamientos en los que prestar el servicio, sumado a la excepcionalidad de este verano; llevarlo a cabo bajo el plan de contingencia frente al COVID-19″, ha explicado Salán.

El Plan de Contingencia elaborado por Cruz Roja incluye además protocolos específicos de seguridad para el personal de la Organización, así como consejos a la población.

La temporada pasada, Cruz Roja llevó a cabo más 5.700 atenciones, fundamentalmente sanitarias (5.000), al tiempo que se incrementaron el número de asistencias sociales, como el servicio de Baño Adaptado para personas con discapacidad o la asistencia a personas extraviadas (137 en total).

What do you want to do ?

New mail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here