19/07/2024

nada personal, solo información

«Ni un centímetro más de espacio público para la ampliación de las terrazas hosteleras en el ensanche»

Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío-Ensanche ha emitido el siguiente comunicado acerca de la próxima apertura y el descofinamiento paulatino que hay en Santander, en Cantabria y en el resto de España.

«Ni un centímetro más de espacio público para la ampliación de las terrazas hosteleras en el ensanche»

La ASOCIACIÓN DE VECINOS POMBO-CAÑADÍO-ENSANCHE, ante la propuesta del PSOE de Santander de proponer la autorización temporal de las terrazas hosteleras y las declaraciones de la Asociación de Hostelería de Cantabria respecto a los problemas que les causarán las medidas gubernamentales para su regreso a la actividad comercial, entre las que aluden a que “limitar el aforo de las terrazas a un 50% les hará inviable su negocio”, desea hacer público lo siguiente:

  1. El COVID-19 es un problema de SALUD. No otra cosa. La salud de la población no solo es necesario preservarla, sino que es bien prioritario, protegido por nuestra Constitución.
  2. La economía es importantísima. Pero si no impedimos los contagios provocaremos más muertes. Más decesos no la beneficiarían en absoluto. Cumplir las medidas impuestas es vital para que, además de los clientes, no se contagien los empleados, y bajas o defunciones fuercen a cerrar el negocio.
  3. Distancia y asepsia servirán para atraer más a la clientela, que difícilmente acudirá a un establecimiento sin garantías de impedir el contagio. Y son por el bien de todos: empresarios, empleados y consumidores. Si se desea mantener la fidelidad de los clientes habituales se ha de favorecer su salud, no hay duda. No nos cabe duda de que los locales hosteleros que coloquen en la puerta un letrero indicando las medidas tomadas para nuestra seguridad, recuperarán clientes muy pronto; pues estarán demostrando que se preocupan por ellos.
  4. La crisis económica, derivada de la crisis sanitaria que padecemos todos, no debe ser en modo alguno justificación para relajar las ordenanzas y leyes municipales en vigor, con el objetivo de extender la privatización del espacio público “ad infinitum”. Máxime en estas circunstancias en que los peatones precisan mantener la distancia de dos metros con los demás paseantes. Los viandantes necesitan más espacio público libre que nunca. Por esa razón los vecinos del Ensanche nos vamos a oponer en todo momento a que se ocupe un centímetro más de espacio público para la ampliación de las terrazas hosteleras. Se trata de una cuestión de salud colectiva.

Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío-Ensanche

  1. Por tanto, desde nuestra Asociación hacemos un llamamiento a todos los grupos políticos representados en el Ayuntamiento de Santander para aprovechar esta oportunidad y comenzar a diseñar un cambio del modelo de ocupación del espacio público en nuestra ciudad, especialmente en nuestras calles. Esta transformación deberá adaptarse a la nueva realidad que se avecina, donde el distanciamiento y la dispersión espacial serán ejes fundamentales, frente al actual modelo de concentración y saturación de la actividad hostelera, así como de la masiva ocupación de espacios que sufrimos los vecinos del Ensanche. Será por tanto obligación del Ayuntamiento de Santander readecuar el tamaño de las terrazas para reducir los metros de ocupación, así como para poder cumplir con la sentencia de la Sala III de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que deja fuera de ley las terrazas que están ubicadas junto a las fachadas por ser un obstáculo para las personas invidentes.
  2. La sociedad sabe que la hostelería, al igual que el resto de los actores comerciales de nuestros barrios (peluquerías, librerías, mercerías, zapaterías, fruterías, pequeño comercio…), necesita recuperarse económicamente para contribuir al Erario de la misma manera que todos los demás trabajadores de otros sectores productivos. Pero también sabe que lo harán de forma correcta y pronta solo si garantizan a los potenciales clientes unas medidas eficaces para preservar la salud, y no permiten el hacinamiento y la reducción de distancias.
  3. Todos debemos ser conscientes de que cualquier medida que se tome para evitar el aumento de enfermos por Covid-19, preservará los servicios hospitalarios en el nivel adecuado para atender tanto a los posibles nuevos contagiados como a los afectados por otras patologías. Igualmente, contribuirá a mantener la fortaleza física y mental de nuestros sanitarios, a quienes debemos unos sacrificios impagables. Es tarea de todos contribuir lo más posible a salvaguardar nuestro sistema público de salud.
What do you want to do ?

New mail

Scroll al inicio