Natural de Santander y residente en Burgos, tenía 10 kilos de hachís en su ático de Santander

0
16

Las Policía Nacional y la de Santander han detenido en un Burgos a un hombre acusado de tráfico de drogas y al que han incautado 10 kilos de hachís que tenía escondidos en el ático-trastero de una vivienda de la capital cántabra.

Se trata de A.C.R., de 46 años y natural de Santander aunque residente en Burgos, que está acusado de un delito contra la salud pública y ha ingresado en prisión.

Según han informado este viernes fuentes policiales, fue arrestado el pasado 22 de septiembre, tras la investigación iniciada a principios de mes gracias a una persona próxima al entorno del sospechoso, que contactó con la Policía de Santander.

INVESTIGACIÓN

En concreto, las pesquisas comenzaron el día 10 cuando agentes locales tuvieron conocimiento, a través del titular de una vivienda en la zona de El Alisal, de un posible alijo de sustancias estupefacientes oculto en dicho inmueble.

Ante esto, se activaron los protocolos entre ambos cuerpos policiales y se desplazaron al lugar agentes del Grupo de Estupefacientes y guías caninos de la Policía Nacional en Cantabria que, en colaboración con agentes de la Policía Local, se entrevistaron con el titular del ático, que resultó ser alguien cercano al entorno del detenido.

Esta persona les manifestó que no residía en Santander y tampoco el detenido, si bien éste último utiliza la vivienda cuando visitaba la ciudad.

También les dijo que había acudido a la vivienda porque el presunto autor de los hechos –del que sospechaba que era consumidor y que tenía relación con el mundo de la droga– llevaba varios días exigiéndole una «importante cantidad de dinero» (17.500 euros), ya que tenía que pagar una deuda por drogas, «bajo amenazas al entorno familiar».

Tras esto, y con la autorización del titular del inmueble, los policías nacionales entraron y registraron el ático, en el que hallaron una bolsa con trozos de hachís envueltos en paquetes de plástico que pesaban 10 kilos en total, un cuchillo con restos de la sustancia estupefaciente y diversas bolsas de plástico recortadas en forma circular para confeccionar dosis de cocaína.

Los agentes continuaron la investigación para localizar y detener al sospechoso, el día 22 en Burgos, donde residía y hasta donde se desplazaron los agentes de Santander.

Contaba con antecedentes por hechos de la misma naturaleza y pasó a disposición de la autoridad judicial, que decretó el día 24 su ingreso en prisión.

Según la Policía, con esta actuación se ha «neutralizado la importante actividad delictiva de tráfico de drogas a mediana escala que llevaba a cabo el detenido».

What do you want to do ?

New mail