15/07/2024

nada personal, solo información

Miguel Rodríguez entiende «que la gente esté angustiada» por la vacuna de AstraZeneca

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, confía en que la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus es «segura» y ha indicado que su suspensión «cambia totalmente» el calendario de vacunación de la comunidad, además de que si no se vuelve a autorizar su uso «complicaría el objetivo» de tener al 70% de la población cántabra vacunada en el mes de julio.

Rodríguez ha mandado un mensaje de «tranquilidad» a quienes han recibido las primeras dosis de esta firma, 7.628 personas menores de 55 años en Cantabria, hacia las que Sanidad mantendrá una «actitud vigilante» pero no llevará a cabo ningún seguimiento especial porque solo ha detectado «síntomas menores».

Así se ha pronunciado el consejero cántabro un día después de que España se sumara a la lista de países que han suspendido la vacunación con AstraZeneca a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) aclare si el fármaco está relacionado con los 11 casos de trombosis de senos venosos detectados en Europa -uno en España- en personas que habían recibido la dosis.

Rodríguez ha destacado que por el momento no se ha confirmado que estos episodios sean una reacción de la vacuna y que se ha decidido parar su inoculación por un principio de «absoluta prudencia», mientras la EMA estudia los casos.

Así, la Agencia analizará si además de la relación temporal con las dosis también hay una relación causal o si los afectados tienen alguna característica en común que les hace tener una predisposición especial a tener estos efectos, como por ejemplo patologías relacionadas con la coagulación.

En función de ese estudio se tomará la decisión de suspender definitivamente el fármaco o volver a utilizarlo, según lo que marque la EMA, que se ha fijado un plazo de 15 días para pronunciarse, aunque Rodríguez espera que lo haga antes.

«Estoy absolutamente convencido de que es segura», ha sentenciado el consejero, que fue uno de los partidarios de parar la vacunación con esta firma «por prudencia». Y aunque ha dicho que entiende «que la gente esté angustiada», ha destacado que en Cantabria no ha habido ningún problema y «si no lo hemos tenido hasta ahora lo normal es que no se produzca».

«CAMBIA TOTALMENTE» LA ESTRATEGIA

Además, ha explicado que dejar de usar esta firma «cambia totalmente» el calendario de vacunación en Cantabria, donde se estaba siguiendo una «doble estrategia», abordando a los colectivos marcados como prioritarios con Pfizer y Moderna y a los menores de 55 años con AstraZeneca.

Así, las administración de primeras dosis de esta última ha quedado por el momento suspendida, y los 7.628 cántabros que ya las han recibido «quedan pendientes» hasta saber si la EMA autoriza a ponerles la segunda.

No obstante, el plazo recomendado que tiene que transcurrir entre una y otra es de 12 semanas, por lo que «tenemos tiempo» hasta que la Agencia Europea del Medicamento se pronuncie, ha dicho el consejero.

TRIPLICAR LA RECEPCIÓN DE DOSIS

Asimismo, ha recordado que según la previsión que le ha trasladado el Ministerio, en el segundo trimestre del año se triplicará el suministro de vacunas de Pfizer y llegará «seguro» la de Janssen, que se espera que esté lista a principios de abril.

Así, espera que en el segundo trimestre aumente «sustancialmente» el número de vacunas, aunque «no podemos ser ajenos a que si suspende la de AstraZeneca complicaría el objetivo» de llegar a julio con el 70% de la población inmunizada.

Por último, ha opinado que es una «suerte» que la negociación para la adquisición de vacunas la esté asumiendo la Comisión Europea, porque «estaríamos en una situación mucho peor de la que estamos» si lo hiciera España o incluso Cantabria, que hubiese tenido «muy poca fuerza para hacerse con vacunas».

Scroll al inicio