Los hombres y mujeres que se convirtieron en “las luces” de Piélagos

0
16

Piélagos ha rendido este martes un homenaje a los hombres y mujeres que se convirtieron en “las luces” del municipio cuando “las sombras y la oscuridad apenas dejaban ver”.
Con estas palabras ha descrito la alcaldesa, Verónica Samperio, a los representantes de la Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, centros de salud de Renedo y Bezana y residencias de mayores La Gloria (Liencres), San Roque y Los Robles (Mortera) y Virgen de Valencia (Arce), que hoy han recibido la Medalla del Real Valle de Piélagos por su actuación frente al COVID-19.
También al personal de Obras, Servicios Sociales, Informática y los funcionarios voluntarios del Ayuntamiento, distinguidos con una mención especial, así como a todos esos otros vecinos y vecinas que, de manera anónima, trabajaron para dar respuesta a las necesidades derivadas de la Alarma sanitaria provocada por el Coronavirus y a los que el Consistorio ha entregado un pin conmemorativo.

Samperio ha presidido el acto -previsto inicialmente en los jardines del Palacio Bustamante de Renedo y trasladado al Teatro Vimenor de Vioño debido a la lluvia-, que ha contado con la asistencia de la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones; del presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez, y la consejera cántabra de Presidencia, Paula Fernández Viaña, entre otros.
Llamas que se encendieron para dar luz y calor
La regidora municipal ha explicado que, con una velada “tan emotiva y especial” como la celebrada hoy, el municipio ha buscado reconocer a todas esas personas que, de manera colectiva o individual, pública o anónima, desde sus diferentes ocupaciones y responsabilidades, en un momento que “ninguno podíamos imaginar”, decidieron “aportar y dar lo mejor de sí mismos, sin esperar nada a cambio”.

“Todos ellos tienen un denominador común”, ha afirmado Samperio, en alusión a la “lección de generosidad” que, en su opinión, nos dieron al recordarnos “algo muy importante y que, en ocasiones se nos olvida, que juntos todo se supera mejor porque la unión hace la fuerza”.
Samperio ha reconocido sentirse “siempre orgullosa de pertenecer a Piélagos”, si bien ha recalcado que, “durante este tiempo ha sido un verdadero honor vivir, en primera persona, la generosidad, solidaridad y entrega de las personas del municipio”.
Durante su intervención, la alcaldesa se ha mostrado convencida que “nadie podrá negar nunca el trabajo fundamental” que las instituciones y colectivos distinguidas con la Medalla del Real Valle de Piélagos realizaron a lo largo de los últimos meses y que siguen llevando a cabo.
En unos momentos, ha matizado, en los que “las dificultades se multiplicaban a diario, mientras que los medios para afrontarlas no siempre fueron los necesarios o, incluso, en ocasiones, pudieron resultar escasos”.
“Sin embargo, ninguno de los miembros de estas instituciones y colectivos a los que acabo de mencionar se rindieron y, de hecho, con mascarilla, pantalla protectora, guantes, gafas o bata de plástico no dudaron en hacer su trabajo y, además, regalarnos sonrisas, palabras amables y gestos y momentos que para siempre guardaremos en nuestro corazón y nuestra memoria”, ha enfatizado la regidora municipal.

Samperio también ha dedicado unas palabras de agradecimiento y elogio a los trabajadores del Ayuntamiento de Piélagos, de los servicios de Obras, Informática y Servicios Sociales que, junto con los voluntarios de otros departamentos, “hicieron gala de una generosidad y entrega y dedicación de la que yo, como alcaldesa del municipio, y en nombre de éste, me siento especialmente orgullosa”.
Los horarios y tareas propias de sus puestos de trabajo dejaron de existir para estar en todo momento allí donde se les requería”, ha subrayado la alcaldesa, quien se ha mostrado convencida de que “queda sobradamente probado el servicio a este municipio”.
La regidora municipal ha recordado que “no es la primera vez que, públicamente, hablo de la solidaridad de los vecinos y vecinas de Piélagos, de su compromiso con aquellos que, en un momento dado, pueden atravesar una situación de dificultad”.
En este sentido, ha destacado la labor llevada a cabo entre el 14 de marzo y el 21 de junio por unos voluntarios y voluntarias para los que, según ha relatado, “desaparecieron los fines de semana y estaban al otro lado del teléfono en cualquier momento” para hacer cualquier cosa que se les requería: batas, mascarillas, pantallas, atención psicológica, repartir fármacos, alimentos, etc…. “Todos y todas, sin excepción, trabajaron codo a codo para estar siempre allí donde hacían falta”, ha apostillado.
“Creo que esos días se creó un vínculo que para siempre nos unirá a esos hombres y mujeres a los que nunca podremos agradecer suficientemente su generosidad, su entrega, su ayuda, su complicidad y esa unión, que hizo posible que este municipio, grande por naturaleza, caminara incluso cuando el COVID-19 nos obligó a recluirnos en nuestras casas”, ha aseverado la primera edil.

Samperio ha finalizado su intervención con más palabras de agradecimiento para esos hombres y mujeres que “fueron esas llamas que se encendieron para darnos luz, cuando los días eran oscuros, pero también calor cuando el miedo a lo desconocido se convirtió en un frío que caló en nuestros huesos”.
“En Piélagos, esas luces en los días oscuros fueron tan numerosas, que el miedo se convirtió en fuerza, la soledad en apoyo y la tristeza en serenidad y esperanza”, ha asegurado.

Agradecimientos y recomendaciones
El cabo de la Policía Local de Piélagos, José Luis Sánchez Valdivielso ha agradecido en nombre de todos sus compañeros la concesión de la Medalla del Real Valle de Piélagos y ha felicitado a todas las instituciones y colectivos reconocidos también en este acto.
Por su parte, el coronel Luis Antonio del Castillo Ruano, jefe de la 13ª Zona de la Guardia Civil de Cantabria, ha afirmado que la distinción otorgada por el Ayuntamiento -en alusión a la Medalla del Real Valle de Piélagos- “nos llena de satisfacción y nos produce una enorme alegría”, al tiempo que ha asegurado que los compañeros de los puestos de Polanco, Renedo y Santander, al igual que toda la Guardia Civil “lo agradecemos de corazón”.
Del Castillo, quien ha explicado que con la declaración del Estado de alarma empezamos a atravesar “un territorio desconocido” y nos encontramos en “una situación que no habíamos vivido antes”, ha recordado que “no hemos llegado al final”. No obstante, ha subrayado que “nos quede lo que nos quede, siempre podréis contar con vuestra Guardia Civil”.
Iván González ha recogido la Medalla del Real Valle de Piélagos en nombre de los integrantes de la Agrupación de voluntarios de Protección Civil de Piélagos y ha admitido que “nos ha tocado reconvertirnos”, al hacer funciones que “no son nuestras”, como el reparto de medicamentos y alimentos o “un poco de alegría” a los niños y niñas que celebraban su cumpleaños, pero “siempre hemos estado al pie del cañón”.

En representación del Centro de Salud ‘Bajo Pas’ de Renedo, Alberto Herrero, ha admitido públicamente, al recibir la Medalla del Real Valle de Piélagos, que “han sido y aún no han terminado meses muy duros, con un fuerte desgaste para todos, con un gran coste personal, emocional e incluso de salud”.
De hecho, ha mencionado expresamente a cuatro miembros del equipo que se contagiaron del COVID-19 durante el desempeño de su trabajo; al tiempo que ha agradecido al Ayuntamiento de Piélagos y la alcaldesa la ayuda prestada y ha finalizado su intervención haciendo “un poco de medicina preventiva”.
“Esto aún no ha terminado, ni sabemos cuándo ni cómo lo hará y, por lo tanto, debemos seguir extremando las medidas de precaución”, ha aseverado.
En los mismos términos se ha expresado Luis Cadelo, quien ha representado al Centro de Salud de Bezana y ha recogido la Medalla del Real Valle de Piélagos haciendo hincapié en que “esto es una carrera de fondo” y, por ello, ha abogado por concienciar a los más jóvenes de que “se puede disfrutar a la juventud y el ocio con medidas de prevención”.

Finalmente, Encarna Otero, de la Residencia Virgen de Valencia de Arce, ha hablado en nombre de Nuria Villar -Residencia La Gloria de Liencres-, Belén Martínez -Residencia San Roque de Mortera- y Javier Iza -Residencia Los Robles de Motera- con motivo de la distinción que el Ayuntamiento ha hecho a los cuatro centros, otorgándoles la Medalla del Real Valle de Piélagos.
Otero ha dedicado la medalla a los equipos de los cuatro centros y a “esas generaciones que lo dieron todo para que hoy lo tengamos un poquito más fácil y, una vez más, les ha tocado bailar con la más fea”.
Minuto de silencio en recuerdo de las víctimas
Durante el acto, amenizado por el Dúo ARtCOS, integrado por Laura Villa -violín- y José Ramón Rioz -violonchelo- se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas del COVID-19 que ha finalizado con un aplauso del público asistente en el Teatro Vimenor de Vioño.

What do you want to do ?

New mail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here