Agustín Ordejón: “Los Cascos Históricos somos los mejores embajadores de España”

ENTREVISTA con AGUSTÍN ORDEJÓN, gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Santander y secretario de la Confederación Española de Cascos Históricos (Cocahi).

Con un cada vez mayor porcentaje de población viviendo en ciudades, la concentración de demanda y la escasa oferta provoca paradojas. En medio del aluvión de nuevos habitantes, las viviendas del centro o de las zonas cercanas pasan con frecuencia a ser inaccesibles para el presupuesto del grueso de la población. El fenómeno, conocido como gentrificación, depende de varios factores que hacen que los efectos no se noten con la misma intensidad en cada ciudad. En las que mayor fuerza tiene, el centro o sus aledaños queda reservado para los bolsillos más pudientes. Paralelamente, el casco histórico queda prácticamente en exclusiva para uso comercial y turístico.

Sobre la gentrificación, da la sensación de que es un fenómeno que sobre todo se da cuando una urbe alcanza cierto punto crítico que no termino de averiguar cuál es. Es un patrón compartido en muchas ciudades europeas pero, ¿también se da en ciudades de un tamaño considerado mediano además de en grandes ciudades? ¿Qué ocurre en estas ciudades más pequeñas que no tienen el tamaño quizás de un Madrid, un Barcelona o un Valencia en lo que a su centro histórico se refiere? En lo referente al Casco Viejo y Ensanche de Santander, que NO hemos experimentado el fenómeno de la gentrificación, podríamos decir que los elementos reguladores del urbanismo de la zona, y la estabilidad de la población residente, hacen que sea una zona con alto y estable valor residencial y comercial. Si cabe destacar que el Casco Viejo y Ensanche de Santander está en el KM-0 de la Ciudad compuesto por el mix comercial (Restaurantes, Comercio y Cultura) esto hace que cualquier turista visite cualquier Casco Viejo/ Histórico y es el motor de expansión de la Ciudad y con una fuerte inversión en revitalización urbana que está teniendo sus frutos con repoblación de vecinos y negocios que emanan del emprendimiento y la calidad de vida.

¿Qué factores en vuestra opinión están detrás de este fenómeno que provoca que los precios se vuelvan auténticamente prohibitivos para el grueso de la población? Sin duda alguna hemos sido las propias Asociaciones de Comerciantes las que hemos impulsado el interés comercial, las calles peatonales, la dinamización y con este movimiento de éxito, se han restaurado las viviendas, dando lugar al encarecimiento y a la ocupación de vecinos en viviendas de Calidad. 

Si no estoy equivocado, creo recordar que del total de los fondos europeos para la recuperación post covid, 5.300 millones se destinarán a rehabilitación de edificios y viviendas, ¿cómo puede esta medida contribuir a revertir un poco el proceso de gentrificación? Todo dependerá de la letra pequeña de estas ayudas. Si son rehabilitación para todos los usos, se contribuirá aún más a la gentrificación; si por el contrario son para ayudar a que los ciudadanos puedan vivir en los centros históricos, contribuirá porque, al fin y al cabo, los vecinos, junto a los del resto de la Ciudad, son los primeros clientes del comercio local. 

¿Es revertible siquiera?¿Qué medidas pueden ayudar a recuperar el centro de una ciudad? Deberían llevar medidas, que mejoren el mix comercial, que dote a la zona de servicios básicos fundamentales, crear una red de aparcamientos a su alrededor (quizás en altura, al ser menor su coste) con precios asequibles. Cualquier centro comercial que normalmente están en las afueras de la Ciudad, dispone de cientos de plazas de aparcamiento gratis y el Casco Viejo, que es centro de la Ciudad, el mayor Centro Comercial que hay. Andando. Sería muy necesario facilitar que lleguen los visitantes y vecinos dejando su vehículo en un aparcamiento en altura en el centro, a bajo coste. Si se quiere se pueden hacer muchas cosas.

¿Qué consecuencias hay para la ciudad cuyo centro ha quedado solo al acceso de unos pocos? Por suerte el caso de Santander, ciertamente aún hay mucho comercio cercano, de calidad, con encanto y tradicional, pero es labor de las asociaciones de comerciantes y de vecinos que no termine siendo con acceso de unos pocos, eso sería dejar un Casco Viejo de Santander y una Ciudad vacía y sin encanto. 

En relación al turismo en las urbes, ¿dónde está el punto de equilibrio entre ser una ciudad sin visitantes apenas y una que se convierte en un mero escaparate? Afortunadamente el Casco Viejo y ensanches de Santander, como cualquier Casco Histórico de una Ciudad, Pueblo o Villa, recibía el 95% de los turistas, siendo lo primero que visitan, somos los mejores embajadores de España. Esto hace que se mantenga la Economía y su equilibrio en general.

¿Cómo lograr ese punto? ¿cómo evitar que la persona que lleva viviendo toda la vida en esa ciudad se sienta como un extraño? Facilitándoles la accesibilidad a sus viviendas. Tengamos en cuenta que cuando se construyeron los edificios de viviendas no se hicieron con garajes y eso obliga a muchos vecinos a desplazarse. Cuando regresan de sus trabajos, de fin de semana, etc.,  no saben dónde dejar el vehículo y eso hace que se trasladen a la periferia. (Por eso son importantes los aparcamientos a bajo coste).

Las ciudades tienen cada una su esencia, ¿No corremos el riesgo de que finalmente todas las ciudades acaben siendo extremadamente parecidas? El que acaben parecidas pasa en las zonas nuevas de expansión de la ciudad donde todo es muy parecido e igual, y más con el comercio. Por lo que no sabes en qué ciudad estás. Caso contrario somos “los Cascos Históricos”, son La madre de todas las Ciudades y lo celebramos el viernes anterior al día de la Madre,  hasta que tengamos día fijo que hemos solicitado a la ONU, el 5 de mayo si por culpa de saturación de calendario no puede ser, que elija la propia ONU la fecha que considere oportuna.

¿Qué crees que ocurrirá en los próximos años en al respecto? Creo que dependerá de la clase política si son capaces de valorar lo que tienen en su ciudad ayudados por las organizaciones empresariales y vecinales. 

Fuente: redacción de CincoDías / Fernando Belinchon Bernabé.

Artículo anteriorEmilio Carrera: “Las ‘mejoras’ del Río Saja en Cabezón de la Sal y Mazcuerras”
Artículo siguiente54.894 personas de Cantabria tienen administrada la pauta completa de la vacuna