30/05/2024

nada personal, solo información

¡Le pagamos 1.000 euros/metro y búsquese la vida!

A primeros de febrero del nuevo año 2022 habrá obras en los bajos del edificio del número 13 de Isabel II. Desde aquella fatídica fecha de junio de 2020 cuando saltó la alarma, los propietarios viven en la más profunda de las incertidumbres. Esta obra ha ido discurriendo por los derroteros de parecerse más «a una auténtica tomadura de pelo» -así expresado por varios propietarios- que al objetivo común de la reconstrucción, como así debiera ser. Una obra que en su conjunto y como así ha publicado este medio de comunicación, se acercará a los 5 millones de euros.

Una de las últimas decisiones de la administradora es comunicar a cada uno de los propietarios de los locales del citado edificio, una propuesta económica para su reconstrucción. Los bajos son las únicas dependencias del edificio que la empresa Palomera (palomeraobras.com), aún no ha entrado en ello. Sí trabaja, aunque no con la prestancia que quisiera parte de la propiedad, en las distintas viviendas y oficinas. Los propietarios de los locales están recibiendo la siguiente propuesta por parte de la administradora:

  • Palomera abona 1.000 euros por metro cuadrado a cada propietario por no hacer la obra.

El dinero ofertado es difícil que cubra la reforma a realizar, dígase, suelo, paredes, baños, líneas de telefonía y de luz, mobiliario, techos, seguridad exterior e interior, etc.  Los locales se encuentran en un estado de deterioro absoluto, sin suelo ni paredes ni ninguna de las necesidades que debe tener cada local. Desde hace unos días los propietarios están recibiendo la oferta y la administradora del edificio, así como la empresa Palomera están a la espera de la decisión de los propietarios. En febrero, el local que se sitúa en la antigua Joyería Salamanca, y que es propiedad de la franquicia Intimissimi  del grupo empresarial italiano Calzedonia, comenzará las obras. En definitiva es Palomera, a través de la administradora, quien oferta 1.000 euros/metro por no hacer la obra, entre otros motivos, por no poder asumir dicha reconstrucción.

PERDIENDO DINERO TODOS LOS DÍAS DESDE JUNIO DE 2020

Los comerciantes del edificio de Isabell II número 13 de Santander, así como los propietarios de las viviendas y de los locales están perdiendo dinero todos los días desde junio de 2020. Están pagando al Ayuntamiento de Santander todos los impuestos municipales pertinentes sin dilación ni retrasos, cuando sus ingresos son nulos y las pérdidas cuantiosas cada día que pasa. Hay propietarios que están pagando la hipoteca bien de la vivienda o bien del local bajo y no saben aún cuándo van a regresar y desconocen su futuro. La cantidad depositada en derramas varias supera los 2.500.000 euros y las previsiones superan los 5 millones de euros.

Scroll al inicio