Laredo homenajea al doctor Federico Velasco

El Ayuntamiento de Laredo ha realizado el domingo 25 de julio, una ofrenda floral en el panteón del Dr. Velasco, en el cementerio municipal de Laredo, conmemorando el centenario del fallecimiento del insigne benefactor laredano. Previamente, en el transcurso de la Misa Mayor de Santiago, en la iglesia de Santa María de la Asunción, se ha rendido un cálido homenaje a este ilustre personaje.

La alcaldesa de Laredo, Charo Losa, ha recordado en su discurso la relevancia del benefactor en el municipio y la importante labor que llevó a cabo por la educación de los niños y jóvenes laredanos con menos recursos. La Coral Canta Laredo ha solemnizado el programa de actos y, en el transcurso de su intervención, ha estrenado la obra “Himno al Doctor Velasco” creado en su honor poco después de su fallecimiento, y nunca interpretado en formato coral.

Los actos se enmarcan en las celebraciones promovidas por el Ayuntamiento conmemorando el centenario del fallecimiento del insigne médico laredano, efeméride que se cumple precisamente en ese día 25 de julio.

Durante este verano el Ayuntamiento está llevando a cabo un programa de actos para conmemorar el fallecimiento del benefactor laredano, que incluye un ciclo de conferencias y una exposición retrospectiva sobre la figura de Velasco, que puede verse en la primera planta de la casa de cultura que lleva su nombre, hasta el 13 de agosto. La muestra contiene importante, y en algún caso inédita, documentación sobre la vida y obra del gran benefactor laredano.

De origen humilde, Federico de Velasco Barañano emigró a la edad de 13 años a Montevideo, y allí comenzó a trabajar, realizando al mismo tiempo con gran sacrificio los estudios de bachillerato. Su empeño y constancia determinaron su deseo de ser médico, y en la Facultad de Medicina de la capital uruguaya culminó con éxito su doctorado en Medicina y Cirugía. Su buena formación y espíritu de trabajo lo convirtieron en una de las personalidades médicas más brillantes y famosas del Uruguay. Esto le permitió lograr una fortuna considerable.

No olvidó su Laredo natal, ni sus difíciles años infantiles que lo llevaron lejos de su tierra, y en 1910 creó con sus medios un centro docente para que los jóvenes laredanos recibieran enseñanza gratuita en materias escolares y en conocimientos especializados diversos como náutica, magisterio, contabilidad o idiomas. Para tal fin instituyó la Fundación que lleva su nombre, consiguió la cesión por el Ayuntamiento de un céntrico y extenso solar y construyó en él un hermoso y moderno edificio, con patio, huerta, jardín y frontón.

En este proyecto invirtió 60.000 pesos de oro, adquiriendo y depositando títulos de la Deuda Perpetua interior del Estado, para poder sostener las necesidades de la Fundación. Hoy esta noble construcción es el “Centro Cultural Dr. Velasco” de Laredo.
Falleció cuando se encontraba en la estación balnearia de Vichy. Sus restos mortales fueron poco después trasladados al panteón familiar de Laredo donde reposan desde entonces.

Artículo anteriorLos estudiantes del proyecto “Nueva Vida Textil” ya tienen su diploma
Artículo siguienteColindres arranca su semana de la juventud