14/06/2024

nada personal, solo información

La UE obliga a adaptar instalaciones por las nuevas frecuencias de la TDT

Un total de 16.423 edificios de Cantabria, en los que residen 353.322 personas, deben adaptar entre el 14 de noviembre y mayo de 2020 sus instalaciones para el Segundo Dividendo Digital que supondrá un cambio de frecuencias de canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT).

Este cambio, que no afecta a viviendas unifamiliares, se realiza por mandato de la Unión Europea para liberar la banda de 700 megahercios (MHz) para la introducción de la tecnología 5G, que permitirá desarrollar servicios transfronterizos innovadores e implicará «amplios beneficios» para la población.

El subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Economía y Empresa, Antonio Fernández-Paniagua, y el delegado del Gobierno en la comunidad autónoma de Cantabria, Eduardo Echevarría, han presentado las actuaciones previstas en Cantabria para esa liberación, que se llevará a cabo a partir del 14 de noviembre y deberá estar concluida para mayo de 2020.

Este proceso del Segundo Dividendo Digital no implicará la aparición ni desaparición de canales de televisión, que simplemente se desplazan de frecuencia, ni la obsolescencia de televisores ni descodificadores de TDT, ha señalado Fernández-Paniagua.

Asimismo, dependiendo de su tipología, en algunos edificios no será necesario adaptar las instalaciones de recepción de la señal de televisión, mientras que en los que sea preciso hacerlo, principalmente en los de tamaño medio y grande, las comunidades de propietarios podrán solicitar las ayudas previstas por el Gobierno.

Durante el cambio de frecuencias de TDT, con el fin de facilitar la transición y minimizar el impacto para la ciudadanía, las cadenas de televisión emitirán simultáneamente a través de las frecuencias nueva y antigua (simulcast) antes de proceder al apagado de esta última.

Esta emisión simultánea tendrá una duración de seis meses en la mayor parte de los municipios y de tres meses en alguno de ellos, según ha detallado el subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Economía y Empresa.

ACTUACIONES EN CANTABRIA

En la comunidad autónoma de Cantabria 16.423 edificios, en los que residen 353.322 personas, tendrán que adaptar sus instalaciones durante el proceso del Segundo Dividendo Digital.

A partir del 14 de noviembre se iniciará la emisión en simultáneo en las frecuencias nueva y antigua en los 102 municipios de la comunidad autónoma que reciben la señal de televisión del área geográfica de Cantabria.

En ellos migrará una frecuencia, lo que afectará a distintos canales de televisión. Por ello, las comunidades de propietarios de los edificios donde se tengan que realizar adaptaciones deberán, durante los próximos meses, hacer los cambios en sus sistemas de recepción de TDT para visualizar los canales en la nueva frecuencia.

Fernández-Paniagua ha explicado que «el cambio de frecuencias no afectará por igual a todos los edificios. En concreto, deberán realizar adaptaciones los edificios comunitarios de tamaño mediano o grande que estén equipados con sistemas monocanales o centralitas programables. Las viviendas individuales no necesitarán hacer esta adaptación».

Para llevar a cabo la adaptación, las comunidades de propietarios de los edificios en los que sea preciso realizar cambios en los sistemas de recepción de la señal de televisión deberán contactar con un instalador registrado para efectuarlos.

La información de contacto de estos puede consultarse en el Registro de Instaladores de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD) y en la página web www.televisiondigital.es.

Habitualmente, será el administrador de fincas o el presidente de la comunidad de propietarios quien contacte con la empresa instaladora, siendo lo más recomendable comparar distintos precios antes de tomar la decisión de contratar con alguna.

Aquellas comunidades que, siendo necesario, no realicen las adaptaciones precisas en los sistemas de recepción de la señal TDT de sus edificios, podrían dejar de ver algunos de los canales de televisión de los que disfrutan en la actualidad hasta que las lleven a cabo.

Fernández-Paniagua también ha señalado que, «independientemente del tipo de equipo de recepción de señal de los edificios, todos los ciudadanos y ciudadanas deberán resintonizar sus televisores para poder disfrutar de la oferta completa de TDT una vez que finalicen los simulcast, en el primer trimestre de 2020, en una fecha que se anunciará en su momento».

La población que no realice esta resintonización a través del mando de su televisor podría dejar de recibir algunos de los canales de televisión hasta que la efectúe, incluidos los residentes en las áreas geográficas en las que no se produzcan cambios en los múltiples digitales nacionales o autonómicos.

AYUDAS PÚBLICAS

Para compensar el coste de esa adaptación, el Gobierno aprobó ya en junio en un Real Decreto una línea de ayudas destinada a compensar los costes derivados de la recepción o acceso a los servicios de comunicación audiovisual televisiva en las edificaciones afectadas por el Segundo Dividendo Digital. La cuantía de la subvención oscila entre 104,3 y 677,95 euros, en función de la infraestructura previamente instalada en el edificio.

Las solicitudes, que gestionará la empresa pública Red.es, se podrán presentar online hasta el 30 de septiembre de 2020, tras haber realizado previamente la adaptación de las instalaciones de recepción de la señal de TDT.

Será necesario aportar documentación justificativa, como la factura y el boletín de instalación. Solo se podrán solicitar ayudas para las actuaciones realizadas por empresas inscritas en el Registro de Instaladores de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD).

La ciudadanía puede informarse sobre este proceso en www.televisiondigital.es y en los teléfonos 901201004 y 910889879.

Scroll al inicio