15/07/2024

nada personal, solo información

La segunda vivienda de cientos de vizcaínos en Cantabria, pasa a ser la primera

«¿La razón? En algunos casos huir de la ciudad. En otros, garantizarse un ‘salvoconducto’ para circular entre territorios al vivir oficialmente en uno y trabajar en el otro», medita el periódico vasco El Correo Español-El Pueblo Vasco.  «Y al territorio emisor (País Vasco) le exige una reflexión sobre la pérdida de atractivo de la que estos empadronamientos puedan estar alertando», así lo publicaba el Editorial de El Correo de este domingo 11 de abril, acerca del éxodo de vizcaínos a tierras de Cantabria.

«El traslado de vizcaínos a Cantabria plantea un doble desafío. A los municipios receptores, porque la mayor de servicios concentrada en periodos concretos del año se vuelve ahora permanente y precisa atención», y la citada reflexión que debe realizar el propio País Vasco.

«El sector inmobiliario cántabro, si bien parte interesada, se apresura a vaticinar un cambio de tendencia y sostiene que la segunda vivienda en la comunidad vecina se irá convirtiendo cada vez en la primera. La más previsible consecuencia no se ha hecho esperar: si la demanda de pisos se incrementa en Castro Urdiales en más del 50%, es su inmensa mayoría por parte de compradores procedentes de Bizkaia, los precios lo festejan con subidas hasta del 20% en seis meses», publica El Correo.

«No todas las localidades cántabras han experimentado el mismo crecimiento en el número de vizcaínos que se han dado de alta en el padrón. Los principales incrementos se han dado en los municipios que cuentan con una población más estable durante todo el año. En Noja -con unos 2.600 vecinos censados, pero que llega a los 80.000 habitantes en verano- se han empadronado 51 vizcaínos durante este año de pandemia, en el que otros 17 ciudadanos se han dado de baja. En cambio, en los registros del Ayuntamiento de Santoña -con una población fija de unos 11.000 vecinos- consta la llegada de 134 nuevos vizcaínos desde marzo de 2020″, así lo refleja El Correo.
El rotativo vasco además añade que «este fenómeno se ha percibido con especial fuerza en Castro Urdiales. Según datos municipales a los que ha tenido acceso El Correo, desde el inicio de la pandemia hay 965 nuevos vecinos empadronados. Más de la mitad (50,88%) son vizcaínos. En segundo lugar aparecen ciudadanos procedentes de otros puntos de Cantabria (7,8%). Y en tercera posición aparecen los madrileños (5,07%)», publica el citado medio en una información firmada por David S. Olabarri

Scroll al inicio