26/05/2024

nada personal, solo información

«La población debe ser consciente de que convivimos con el virus»

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha opinado que tras la epidemia de COVID-19 «las cosas no van a volver a ser como antes» ni en el ámbito sanitario ni en otros apartados de la vida cotidiana o laboral.

Así lo ha afirmado este lunes durante su intervención en la inauguración de un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que ha versado sobre la práctica médica y lo aprendido con la pandemia.

Rodríguez considera que, entre las lecciones que ha dejado el COVID-19, figuran los efectos de vivir un mundo globalizado, la fortaleza del sistema sanitario público español o el papel de las nuevas tecnologías.

Además, ha opinado que el COVID-19 también ha supuesto una «cura de humildad social» tras pensar que dentro de las fronteras de la Unión Europea «nos encontrábamos a salvo», según ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

Frente a este pensamiento, el consejero considera que la pandemia ha enseñado que en un mundo globalizado «los virus también viajan».

Además, cree que otra lección que ha dejado el COVID-19 es que la situación de cada país no depende de su propio sistema sanitario, sino de la situación colectiva de todos los países.

«Si nos olvidamos de la situación sanitaria de otros países menos desarrollados y no hacemos nada por cambiarla, al final nos irá mal a todos«, ha advertido Rodríguez, que ha precisado que no se trata de «hacer beneficencia» sino de «actuar en beneficio propio».

Además, ha opinado que «ningún país estaba preparado para una sacudida y una tensión de sus servicios sanitarios» como la vivida.

En cuanto a las actuaciones desarrolladas que han servido para «contener, que no eliminar» la expansión del virus, el titular de Sanidad ha aclarado que la población debe ser consciente de que «convivimos con el virus, que no ha desaparecido y que hay que seguir extremando las precauciones«.

El consejero ha expresado sus condolencias a los familiares de las más de 28.000 personas en España, 215 en Cantabria que han fallecido como consecuencia del coronavirus.

Miguel Rodríguez también ha citado como enseñanzas la importancia de contar con un sistema sanitario fuerte y bien dotado económicamente, poniendo en valor el papel de la sanidad «como un servicio esencial y un derecho fundamental».

Dentro de la fortaleza mostrada, a su juicio, por el sistema sanitario público español, ha destacado la importante labor del capital humano y ha demandado la incorporación de medidas de flexibilización en la gestión del personal que permitan dar respuesta a todas las situaciones «no en base a la voluntariedad, sino en base al reconocimiento en función del esfuerzo».

Además, entre las enseñanzas positivas se ha referido al aprendizaje de hacer las cosas de forma distinta de la mano de las nuevas tecnologías. Rodríguez ha destacado la «decidida apuesta» del Servicio Cántabro de Salud por la telemedicina, que permitirá resolver de forma no presencial numerosas cuestiones asistenciales y evitar desplazamientos innecesarios.

También ha enmarcado la utilización de las nuevas tecnologías en el mejor desempeño de la actividad asistencial por parte de los profesionales.

En este apartado de mejora tecnológica ha incluido los beneficios del Big Data y la puesta en marcha de forma piloto de proyectos como el traslado de la medicación hospitalaria de algunos pacientes a su oficina de farmacia más próxima o la administración de tratamientos oncológicos intravenosos y/o subcutáneos de bajo riesgo en el domicilio de los pacientes a través de los servicios de hospitalización domiciliaria.

Como reto por afrontar, ha citado la salud pública y la necesidad de fortalecer la base científica de las decisiones de crecimiento de la oferta sanitaria basada en un enfoque poblacional, con un protagonismo especial para la Atención Primaria.

Junto al consejero de Sanidad en la inauguración del seminario han asistido la vicerrectora de Difusión e Intercambio Científico de la UIMP, Mar García; la directora gerente del SCS, Celia Gómez; y los dos directores del curso, el director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Rafael Tejido; y la jefa del Servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital, Carmen Fariñas.

PROGRAMA CIENTÍFICO

El programa científico de este seminario se centra en analizar temas relacionados con la etiología, diagnóstico, tratamiento y cambios en la actividad asistencial y gestión del sistema sanitario provocados por la COVID-19.

‘Del diagnóstico a la clínica: cambios después del SARS-CoV-2′, ‘Coronavirus: ¿Qué hemos aprendido con la pandemia?’, ‘Transformando un laboratorio ante el reto de la pandemia’ y ‘COVID-19: una oportunidad en nuevos retos en el diagnóstico por la imagen’, han sido alguno de los temas tratados en la jornada de hoy.

También se ha hablado sobre el ‘COVID-19 y la atención médica: la preparación y la respuesta’, ‘Organización de un hospital frente a la pandemia’, ‘Consecuencias clínicas de la COVID-19’, ‘Manifestaciones clínicas inesperadas por el SARS-CoV-2′ y ‘SARS-CoV-2 y pulmón’

Este martes se tratarán cuestiones relacionadas con ‘El futuro de la COVID-19 y el cambio en la atención a los pacientes’, ‘Inmunoterapia y vacunas frente al SARS-CoV-2’, ‘Fórmulas para el control de la pandemia en el futuro’, y ‘El impacto de la pandemia en el sistema sanitario’.

‘La gestión de la investigación antes, durante y después de la pandemia por SARS-CoV-2: repercusión en la atención clínica’, ‘El impacto económico desigual de la pandemia y su repercusión en la práctica médica’ y ‘Desde la Gerencia a la hospitalización en tiempos de la COVID-19’, serán otras cuestiones que se abordarán en la jornada de este martes.

What do you want to do ?

New mail

Scroll al inicio