«La mejor manera de proteger un edificio o un barrio en Santander es permitir su rehabilitación»

0
22

La consulta ciudadana que sentará las bases del próximo Plan General de Santander ha celebrado mesas de trabajo con profesionales de diferentes sectores para hablar del futuro de la ciudad. Técnicos especializados en urbanismo del Ayuntamiento de Santander, el Gobierno de Cantabria y la Administración del Estado debatieron doce áreas temáticas que articulan la consulta ciudadana. Apostar por un modelo de ciudad policéntrica, con barrios plenamente dotados de servicios, una continuidad residencial y una densidad de población adecuada es una de las ideas que generaron mayor consenso, tanto en el encuentro entre el personal de las administraciones como en el que se celebró horas más tarde entre profesionales de la arquitectura, el urbanismo y la ingeniería.

Frente a esa visión de ciudad descentralizada, aplicada en las grandes capitales del primer mundo, la mesa de trabajo en la que participaron asociaciones empresariales (CEOE, Federación de Comercio, Asociación de Constructores, Comerciantes del Casco Viejo), culturales (Pecca, Santatipo) y sociales (FECAV, Plataforma de Afectados por la Hipoteca) llegó a un amplio consenso sobre la necesidad de agrupar algunos servicios en zonas concretas; especialmente los comercios como medida para competir con las grandes superficies.

El modelo de ciudad policéntrica o la zonificación de los servicios son estrategias urbanas cuya aplicación transforma por completo la manera en que los vecinos viven y se relacionan. Una elección que será materia de debate previa a la redacción del PGOU.

En el encuentro entre los especialistas de las distintas administraciones también surgieron otros temas de interés, como el volumen de vehículos (“el coche ocupa demasiado y expulsa a los peatones del espacio público”), la polarización del parque de viviendas (“No hay oferta donde se demanda, en el centro, y hay una gran desproporción en cuanto a los precios”) y el reto de la accesibilidad (“La topografía de Santander es compleja y la solución debe ir más allá de ascensores, rampas y escaleras mecánicas”).

En esta mesa sectorial participaron representantes de Puertos del Estado y las demarcaciones de Costas y Carreteras por parte del Estado, así como la subdirectora general de Urbanismo del Gobierno de Cantabria, miembros de GESVICAN y la CROTU y técnicos de los ayuntamientos de Santander y Camargo.

Mesa de arquitectos, urbanistas e ingenieros

Profesionales de la arquitectura, el urbanismo y la ingeniería civil se reunieron el miércoles por la tarde para hacer sus aportaciones a la consulta ciudadana. “El Plan General no debe terminar con su redacción y aprobación. Debe comenzar entonces: poniendo en marcha un seguimiento mediante indicadores de objetivos y con un plan de etapas”, coincidieron la mayoría de los participantes.

Los especialistas en las áreas que configuran las ciudades también destacaron la necesidad de integrar y cuidar el paisaje urbano, no solo el natural. “La ciudad construida tiene que poder disfrutarse paisajísticamente”, afirmaron.

En una de las áreas temáticas más debatidas en las mesas de trabajo celebradas con los vecinos en julio, la movilidad, los profesionales plantean la peatonalización como punto de partida y la mejora de las conexiones con el resto de las localidades del arco de la Bahía por medio del barco.

En la gestión del espacio público coinciden con los funcionarios en que el coche “ocupa demasiado” y apuestan por una regulación de las terrazas de hostelería que facilite la convivencia en plazas y calles entre todos los ciudadanos, sin necesidad de consumir una bebida para disfrutar de un espacio público.

Los profesionales también consideran que “Santander no necesita nueva vivienda”, aunque abogan por incorporar más vivienda social no zonificada, sino intercalada en la trama residencial para favorecer la cohesión social. Mientras que en materia de regeneración urbana señalan que el Plan General debe contemplar la posibilidad de la demolición si hay zonas de alta densidad o degradación que lo necesiten.
El patrimonio es un área que ha generado más interés entre las mesas sectoriales que en las vecinales. En este caso, los profesionales de la arquitectura y el urbanismo subrayan que “la mejor manera de proteger un edificio o un barrio es permitir su rehabilitación”. Además, proponen recoger en el PGOU nuevos elementos a proteger: arquitectura contemporánea, conjuntos de edificios de barrios obreros, obra civil de valor, locales comerciales con historia…

Propuestas de colectivos económicos y sociales

Los colectivos presentes en la Mesa de Agente de Ciudad, representantes de diferentes sectores económicos y sociales, coinciden en que Santander necesita una estrategia urbana para generar actividad económica que complemente al turismo y al comercio. En este sentido, abogan por hacer más accesibles todos los datos que genera Smart Santander para apoyar una gestión más eficiente de los negocios ya existentes e impulsar otros.

Para mejorar la movilidad en la ciudad proponen la creación de aparcamientos disuasorios que liberen de tráfico la zona más céntrica. De hecho, mostraron su apoyo a la propuesta avanzada hace unos días por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo: la unión de las estaciones de tren y autobús en un mismo espacio, aprovechando el espacio liberado por la reordenación prevista en el futuro para la creación de plazas de aparcamiento, entre otras cosas. También se puso sobre la mesa la posibilidad de implantar un modelo similar al de Madrid Central que permita aligerar la presencia de vehículos a motor en el centro de la ciudad.

En materia medioambiental, los colectivos participantes coinciden con lo que ya dijeron en julio asociaciones vecinales y ciudadanos particulares sobre la necesidad de conectar los espacios verdes existentes en la ciudad, así como la recuperación de otros como las marismas de Nueva Montaña y la peña de Peñacastillo.

También hay un amplio consenso entre colectivos vecinales, profesionales y asociaciones en que Santander no necesita nueva vivienda, aunque estos últimos recomiendan la construcción de vivienda social.

A nivel patrimonial, los participantes en la Mesa de Agentes de Ciudad reclaman respeto para la identidad cultural de Santander: “Las ciudades deben tener sus propias cicatrices”, anotaba uno de los participantes en los paneles del trabajo en grupo.

Por último, en materia de inclusividad, los agentes sociales presentes en la reunión del jueves reclaman una mayor flexibilidad de la normativa urbanística para la instalación de ascensores en edificios y portales accesibles.

Los próximos encuentros

‘Mesa vecinal general’ (30 de septiembre) y una ‘Mesa de políticos municipales’ (30 de septiembre). Además, cualquier persona interesada en participar podrá hacerlo a través de la consulta en línea en participapgs.es, de los paseos urbanos programados los miércoles (bajo demanda y con inscripción previa) y en la exposición permanente (en horario de 10:30 a 13:30 y de 17:30 a 19:30) en la sede del Colegio de Arquitectos.

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail