26/05/2024

nada personal, solo información

La demanda de vivienda caerá un 30%, hay acumulación de oferta y recuperar el precio será en 2023

Al caer la demada y subir la oferta, la deriva es una caída de los precios en la vivienda. Y es que llegan más previsiones que alejan la posibilidad de una remontada rápida del mercado de la vivienda. A pesar de que las operaciones, el interés de los inversores y los precios estaban recuperar terreno tras el batacazo sufrido durante el confinamiento por la crisis del coronavirus, en los últimos días son varias voces las que alertan de un empeoramiento de la situación y de una recuperación que podría tardar varios trimestres en consolidarse.

Primero fue el Banco de España y ahora es el turno de Century 21 New Estate. Según un estudio que ha publicado la red de agencias inmobiliarias, el mercado inmobiliario se está preparando para un inminente desplome de la demanda y a un descenso de los precios que podría durar más de dos ejercicios.

«Aunque hasta el momento había seguido con una cierta ‘normalidad’, no tiene sentido que, ante la crisis económica que estamos viviendo, el mercado inmobiliario continúe tan activo«, sostienen desde la compañía.

Su teoría apunta a una caída de la demanda cercana al 30% y a una acumulación de oferta, lo que derivará en una caída de los precios. “A partir de agosto la oferta será más susceptible a las bajadas de precios”, aclaran desde Century 21, que considera que muchos propietarios tendrán la necesidad de vender inmuebles. El mercado de momento pronostica una caída de dos dígitos en el precio de la vivienda.

Ahora bien, los ajustes no serán homogéneos, sino que dependerán de la ciudad o del barrio en el que se ubique la vivienda. Así, «en los barrios mejor valorados el descenso será más leve mientras que, en los periféricos, es donde será más evidente dado que va ligado al nivel socio-económico de los residentes en la zona”, sostiene Century 21, que estima que los precios de venta no volverán a los niveles previos al estallido de la pandemia hasta 2023. 

La compañía también prevé caídas de las rentas, aunque espera que la recuperación del mercado del alquiler sea más rápida. Una tesis que maneja el consenso del mercado y que ve en el arrendamiento la única salida de muchas familias ante las dificultades para acceder a una hipoteca en un momento de incertidumbre económica y laboral, y de un previsible empeoramiento de la capacidad adquisitiva. Según Century 21, desde el inicio de la crisis se han producido negociaciones de los precios de alquiler entre inquilinos y propietarios que varían entre un 5% y un 15%, siendo más acusado en los barrios más económicos y menos en los barrios altos.

De momento, los últimos datos de idealista reflejan leves correcciones tanto en el mercado de segunda mano como en el arrendamiento. A pesar de que agosto cerró con el precio del alquiler en máximos históricos (el precio medio se quedó en 11,4 euros/m2 en el conjunto de España), un total de 28 capitales de provincia registraron una caída de las rentas, incluidos los grandes mercados. En Madrid, por ejemplo, el descenso fue del 1,3%, mientras que en Barcelona se situó en el 1,5%.

En el caso de la vivienda de segunda mano, el precio medio cayó en el octavo mes del año un 0,8% interanual, hasta quedarse en 1.735 euros/m2, a pesar de subir más de un 3% respecto a julio. En Madrid y Barcelona el retroceso interanual rondó el 2%, según el idealista.

Imagen de archivo.

What do you want to do ?

New mail

Scroll al inicio