28/05/2024

nada personal, solo información

La Casa Encantada: Martes 21, 13.00 h. con Cáritas, Cocina Económica y Banco de Alimentos

La Casa Encantada acoge mañana martes, a las 13:00, el evento ‘Cantabria Siempre Solidaria’ a favor de Cáritas, la Cocina Económica y el Banco de Alimentos, un acto organizado por la Asociación de Creadores de Cantabria en colaboración con el Ayuntamiento de Torrelavega para fomentar la participación ciudadana y la responsabilidad social empresarial con las personas más desfavorecidas por la pandemia durante estas Navidades.
Se trata de un evento de concienciación y sensibilización social, que está concebido como un llamamiento a la solidaridad a través de las campañas de las tres entidades para estas fechas tan señaladas. Sus programas de acción social están enfocados a la dignificación e integración de las personas en situación de fragilidad, vulnerabilidad o exclusión, así como a la lucha contra el hambre y la pobreza.

En el acto, presidido por el alcalde de Torrelavega, presentarán sus campañas de Navidad la directora de Cáritas Diocesana de Santander, Sonsoles López, la directora de Cocina Económica, Clara Gallego, y la presidenta del Banco de Alimentos de Cantabria, Gema Díaz. Respaldando la labor social de estas entidades, intervendrán la presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Cantabria, María Luz Fernández; la vicepresidenta del Colegio Oficial de Médicos de Cantabria, Montse Matilla; y la presidenta del Club Rotario de Torrelavega, Mercedes Ortiz.

En el ámbito de la responsabilidad social empresarial, participarán la presidenta de la Asociación de Concesionarios de Vehículos de Cantabria (ASECOVE) y directora del grupo Hercos Parayas, Natalia De Los Arcos; el presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios, Comerciantes y Autónomos de Cantabria (APEMECAC), Miguel Rincón; la directora de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social Corporativa del Grupo Pitma, María Eugenia Cuenca-Romero; y la directora de Marketing de Aldro Energía, María Osorio.

Para Raquel Menéndez, coordinadora de Voluntariado, Formación y Sensibilización de Cáritas Diocesana de Santander, la campaña ‘Esta Navidad, cada portal importa’ centrada en los más vulnerables invita a “reflexionar sobre la realidad que viven miles de familias, que siguen afrontando una complicada situación económica en estas segundas navidades marcadas por la crisis sanitaria”. Y añade también que la entidad “ha sido testigo de cómo muchas personas y familias completas se han visto obligadas a pedir ayuda por primera vez en su vida para poder salir adelante”.

Por su parte, la directora de la Cocina Económica, Clara Gallego, afirma que “las Navidades de 2021 tienen para la casa un significado especial, ya que esperamos, con ilusión, poder recibir en nuestro comedor a todas las personas que vienen a desayunar, comer y cenar, porque el año pasado la pandemia nos obligó a entregársela en la puerta”. De este modo, las numerosas personas que acuden diariamente a la sede de la Cocina Económica de la calle Tantín “se sentirán en Navidad arropados por el cariño de los voluntarios, el personal y las hermanas del centro, que ofrecerán un menú preparado con maestría y delicadeza propio de estas fechas”. A todo esto, subraya Gallego, “contribuyen, generosamente, los donantes de todo Cantabria, por lo que esperamos, como siempre, la colaboración de todos para poder seguir ayudando a la gente que más lo necesita”.

La coordinadora del Banco de Alimentos de Cantabria, Marcela Calle, hace un llamamiento a todas las personas que colaboran con las campañas de recogidas de alimentos, porque “gracias a sus donaciones en productos o dinero podemos seguir ayudando a más de 20.000 personas en nuestra región”. Por ello, “animamos a que todos sigan aportando su granito de arena para seguir formando esta gran montaña de solidaridad”, asegura. Y recuerda también que “ahora en Navidad, más que nunca, necesitamos de vuestra generosidad para ayudarnos a cumplir nuestro objetivo de luchar contra la pobreza en Cantabria”.

El alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, está convencido que una vez más los torrelaveguenses volverán a demostrar su carácter solidario y su compromiso con las personas que menos tienen. Todos somos conscientes de que estamos viviendo momentos muy complicados y es importante que todos pongamos un poco de nuestra parte para ayudar a los demás. Asimismo, quiero reconocer y poner en valor la gran labor que realizan Cáritas, la Cocina Económica y el Banco de Alimentos para ayudar a estas personas. Sin duda, son parte imprescindible en la lucha contra el hambre y la pobreza.


Pobreza en Cantabria
El XI Informe anual sobre el estado de la Pobreza y la Exclusión Social en España refleja un deterioro importante de la situación en Cantabria, que ha pasado de estar en una situación intermedia a multiplicar casi por cinco los datos negativos, liderando el aumento de población con dificultades para adquirir productos básicos. Así, 138.000 personas, 25.000 más que el año anterior, están en riesgo de pobreza y/o exclusión social, de las que 50.900 sufren pobreza severa.

Este incremento es muy superior al registrado para la media nacional, tanto en términos absolutos como relativos (incremento nacional de 2,3 puntos porcentuales, frente a los 3,5 de Cantabria). En este contexto, destacan el conjunto de personas que no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días, que se ha incrementado desde el 0,6 % hasta el 3,6 %, es decir, un crecimiento del 500 %. Destaca igualmente el porcentaje de personas que no pueden mantener la vivienda con temperatura adecuada, que se ha incrementado en un 93 % (desde el 3 % hasta el 5,8 %) y aquellos que tienen retrasos en la vivienda principal, cuyo porcentaje se ha doblado sobradamente y ha pasado desde el 3,1 % hasta el 6,8 %.

Según el informe, las personas son pobres cuando no pueden disponer de los recursos materiales, culturales y sociales necesarios para satisfacer las necesidades básicas mínimamente aceptables para el Estado en el que viven. La pobreza severa mide el grado más intenso de esa situación y se define como la de aquellas personas que viven en hogares, cuyos ingresos por unidad de consumo son inferiores al 40 % de la mediana de renta nacional. Es decir, cada persona debe sobrevivir con menos de 281€ mensuales para el caso de una familia con dos adultos y dos menores, o con menos de 535 € mensuales si vive sola.

Scroll al inicio