Julen Berniolles: “Lo peor que podemos hacer es fumar, no realizar ejercicio físico y aumentar de peso”

ENTREVISTA con JULEN BERNIOLLES, oftalmólogo del Hospital de Laredo, que destaca la importancia de la prevención en el Día Mundial de la Salud Visual que se celebró el 21 de mayo. El doctor Julen Berniolles Alcalde, médico especialista en oftalmología,  estudió medicina en la Universidad de Navarra, hizo la especialidad en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y desde 2019 trabaja como oftalmólogo en el Hospital de Laredo. Este experto asegura que conseguir una buena salud visual es directamente proporcional a tener  hábitos saludables y analiza para el Colegio de Médicos de Cantabria cómo han cambiado los tratamientos y las cirugías en esta especialidad.

Se celebró el 21 de mayo, el Día Mundial de la Salud Visual, ¿crees que en nuestra sociedad hay suficiente concienciación sobre su importancia? La verdad es que yo diría que sí y no. Sí hay una consciencia de la importancia por la preocupación que genera la pérdida visual, la incapacidad que puede derivarse. La seriedad de los padres y madres en el seguimiento de los pacientes pediátricos es una buena muestra de ello.  Pero, por otra parte, creo que se puede mejorar en términos de concienciación de los hábitos de vida saludable que pueden ayudarnos a cuidar nuestra salud visual.

Si hablamos de cifras, ¿qué tanto por ciento de la población sufre problemas serios de visión y cuál es el perfil de estos pacientes? Pues es una muy buena pregunta, y es que prácticamente casi todo el mundo requiere antes o después ser visto en oftalmología. Las patologías que vemos son desde las que afectan al desarrollo visual en la infancia con el riesgo de ambliopía (ojo vago), hasta las cataratas que con el paso del tiempo nos afectan a todos. Es sin ninguna duda una de las cosas más interesantes de la especialidad, vemos pacientes de todas las edades, desde accidentes a patologías crónicas.

Con respecto a las patologías ¿cuáles son las más comunes? Y ¿se pueden evitar con prevención? Con respecto a las patologías más comunes, si dejamos de lado los defectos refractivos (hipermetropía, miopía, astigmatismo), las más comunes son las cataratas, el glaucoma, y la patología retiniana (degeneración macular asociada a la edad y retinopatía diabética).

La prevención es clave y el papel de los pacientes es fundamental. Hay que tener en cuenta que la diabetes está considerada como la causa más frecuente de ceguera en la población activa en los países desarrollados. Los hábitos de vida saludables como una adecuada alimentación, el ejercicio físico y por supuesto el dejar de fumar nos protege de algo tan serio como la retinopatía diabética.  En el caso de los niños, el cribado de defectos visuales en las revisiones por parte del pediatra y el control en oftalmología temprano, ha sido fundamental para mejorar el pronóstico de la ambliopía (ojo vago).

Si hablamos de tratamientos han cambiado mucho en los últimos años pero ¿queda mucho por hacer?  ¿ya se pueden solucionar problemas graves que antes no tenían solución? La oftalmología es una de esas especialidades que se han beneficiado muchísimo de la innovación. Desde el punto de vista quirúrgico, la cirugía de catarata o de retina no tiene nada que ver hoy en día con hace 30 años. Y desde el punto de vista médico, la patología retiniana recibió un impulso increíble con la aparición de los fármacos intravítreos. Los pacientes con glaucoma se han beneficiado de la aparición de nuevos principios activos que han abierto el abanico de opciones terapéuticas de las que disponemos.

¿Podrá conseguir la investigación erradicar los problemas graves de visión? hasta ahora solo se hacen trasplantes de córneas… Desgraciadamente, siempre habrá patologías que se resistan a la curación, enfermedades degenerativas, congénitas…Sin embargo, los avances de los últimos años transmiten optimismo, al fin de cuentas las patologías más frecuentes cuentan cada vez con más opciones terapéuticas y cirugías menos agresivas. Sin olvidar que muchas veces el éxito radica en un buen cribado temprano.

Los hábitos relacionados con la visión han cambiado mucho, ¿qué ha supuesto el uso constantes de  dispositivos electrónicos? Las pobres pantallas se llevan peor fama de la que merecen. Pero nuestros hábitos de vida sí que influyen sobre la visión y la salud visual. Ya en la infancia se ha relacionado la falta de exposición solar con el desarrollo de defectos refractivos. La exposición a pantallas ha demostrado una disminución del parpadeo con la consiguiente sequedad ocular, de hecho resulta llamativa la cantidad de pacientes que trabajando frente al ordenador presentan sequedad ocular. Pero si hablamos de cambios de estilo de vida y salud visual vuelvo a insistir, lo peor que podemos hacer es fumar, no realizar ejercicio físico y aumentar de peso.

Para terminar, Cantabria cuenta con un gran hospital y es puntera en muchas especialidades ¿en oftalmología también?  En el tiempo que llevo trabajando en Cantabria solo he estado en el Hospital de Laredo y he de decir que me llevé una grata sorpresa al llegar. Contamos con unos medios francamente buenos, una cartera de servicios muy completa y la relación con atención primaria a través de programas de cribado es magnífica. Y en cuanto a la colaboración con los compañeros del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla es total, cuentan con un equipo excelente.

Fuente: comcantabria.es / Colegio de Médicos de Cantabria

Artículo anterior“Estamos en la antesala de Ley de Juventud de Cantabria, que no existía”
Artículo siguienteVOX pide que los espacios de hostelería del Festival Intercultural sean negocios locales