El Grupo Igualatorio Cantabria colabora con la distribución Farmacéutica

La farmacia comunitaria, la farmacia hospitalaria, y la distribución, colaboran realizando una acción conjunta dirigida a la minimización del riesgo de transmisión de la infección durante la situación de emergencia sanitaria, con la que se protegerá la salud de los colectivos más vulnerables, como son los pacientes que presentan un elevado riesgo clínico en caso de infección por SARS-CoV2, por tener posibles compromisos inmunitarios o fragilidad.

Los pacientes seleccionados por el servicio de Farmacia Hospitalaria, podrán recoger sus medicamentos en la farmacia comunitaria más cercana, con lo que se evitan desplazamientos innecesarios a los pacientes, se favorece la adherencia a los tratamientos y se reduce la presión asistencial sobre los hospitales.

Este procedimiento, de carácter excepcional y transitorio, ha sido coordinado en esta ocasión entre Grupo Igualatorio Cantabria, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria, la Distribución Farmacéutica que opera en Cantabria y los Servicios de Farmacia Hospitalaria de la Clínica Mompía. Para desarrollarlo, se seguirá el mismo protocolo de actuación que el acordado con la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y los Servicios de Farmacia Hospitalaria de otros hospitales de Cantabria, que ya se realiza con éxito en las farmacias desde el 24 de marzo.

El protocolo establece que el paciente debe ser contactado directamente e informado por el Servicio de Farmacia Hospitalaria, quien valorará la necesidad del mismo. Una vez detectado el paciente con necesidad del servicio, se establece un sistema de trazabilidad desde la preparación a la entrega de los medicamentos en la farmacia correspondiente, contando con la colaboración de la Distribución Farmacéutica. Cuando se supere la situación de emergencia sanitaria, el circuito de entrega de medicación volverá a los cauces habituales.

El farmacéutico comunitario supervisará todo el proceso en estrecha colaboración con los servicios de Farmacia Hospitalaria, y gracias a esta coordinación, se dará continuidad al servicio de atención farmacéutica, se realizará el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes y se promoverá la adherencia al tratamiento.

En palabras de Rita de la Plaza, presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria: “En este escenario de Estado de Alarma, los farmacéuticos estamos ofreciendo soluciones excepcionales para garantizar el acceso a los medicamentos, y las farmacias de Cantabria están respondiendo de manera inmediata y profesional, con el esfuerzo adicional que supone la incorporación de nuevos procedimientos. Las 274 farmacias de Cantabria, con sus 780 profesionales farmacéuticos, ya están llevando a cabo este procedimiento, que reporta inmensos beneficios en la protección de la salud de los pacientes más vulnerables. De esta manera, muchos pacientes se verán beneficiados por una alternativa más accesible, personalizada y eficiente para el sistema. La dispensación en las farmacias, además de acercar el medicamento, humanizar la atención, y reducir riesgos, evitará otros problemas asociados en el escenario excepcional que vivimos, como puede ser el abandono de los tratamientos”.

Según declaraciones de Pablo Corral, director general del Grupo Igualatorio: “Agradecemos la labor que se está haciendo tanto desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria como desde la Dirección General de Salud Pública. La puesta en marcha de este tipo de medidas es esencial para reducir el riesgo de contagio del Covid-19 entre los ciudadanos. Es en estas situaciones en las que hay que demostrar esa colaboración con la administración que desde la sanidad privada siempre hemos aclamado y defendido”.

What do you want to do ?

New mail

Scroll al inicio