El Gobierno de Cantabria quiere entrar en la Fase 3 el lunes 1 de junio

0
57

Cantabria planteará la próxima semana al Ministerio de Sanidad adelantar su pase a la fase 3, previsto inicialmente para el 8 de junio, si se mantiene la evolución favorable del coronavirus. El anuncio lo ha hecho el jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, tras la reunión de hoy de la Conferencia de Presidentes y en vísperas de que la Comunidad Autónoma entre mañana en la fase 2 del proceso de desescalada, lo que, según ha dicho, significará un “cambio sustancial”.
Además de medidas ya conocidas como la supresión de las franjas horarias (excepto para los mayores de 70 años), la reapertura de playas o de espacios naturales como Cabárceno o Fuente Dé, Revilla ha preguntado y conseguido la autorización expresa de Pedro Sánchez para poder practicar deporte por todo el territorio regional sin necesidad de estar federado, otra reivindicación cántabra que llega a buen término al igual que otras planteadas con anterioridad, como anticipar la pesca a la fase 1 o que la unidad familiar pueda salir a pasear junta, lo que ya será posible hacer a partir de mañana.
Por otro lado, y haciendo uso del margen de flexibilidad que deja el Gobierno de España a las comunidades autónomas para decidir el aforo máximo en el interior de los establecimientos hosteleros, el presidente cántabro ha confirmado que mañana firmará una resolución para permitir una ocupación del 50%, porque, en su opinión, con una limitación del 30% es muy difícil que los empresarios cubran gastos.

“En general se van atendiendo las reivindicaciones de Cantabria y ya mañana el cambio va a ser muy sustancial. Vamos avanzando”, ha enfatizado Revilla, que hoy ha introducido dos temas nuevos en su lista de peticiones a Pedro Sánchez. La primera, y dada la obligatoriedad de su uso, que se suprima el IVA de las mascarillas, porque genera un gasto “insoportable” en muchas familias, y, la segunda, que el de Santander sea incluido entre los puertos habilitados por el Estado para cuando se reanude el tráfico marítimo de pasajeros.
Para el jefe del Ejecutivo cántabro, se trata de una “noticia impresentable” que solo alcanza a interpretar como un “error raro” por parte del Ministerio de Fomento, más aún cuando existe un “informe de 10” de Puertos del Estado que sitúa a la instalación cántabra como la mejor colocada con respecto a sus principales competidores de la fachada norte en cuanto a la situación sanitaria se refiere.

El presidente regional ha pedido una “rectificación urgente en 24 horas”, porque, de lo contario, esta decisión acarrearía “consecuencias gravísimas” para Cantabria y beneficiaría a los puertos de Bilbao y Vigo. Interpelado por Revilla, Pedro Sánchez se ha mostrado sorprendido por este asunto y se ha comprometido a revisarlo.

Peticiones “históricas” que siguen sin respuesta
Al margen de estos temas nuevos, Revilla ha vuelto a recordar a Sánchez las peticiones ya “históricas” de Cantabria en las sucesivas reuniones dominicales de la Conferencia de Presidentes desde la activación del estado de alarma por el coronavirus y que hasta la fecha siguen sin respuesta. “No dice ni sí, ni no, no mueve ni un músculo”, ha señalado Revilla.
Se trata de la liberación de los 450 millones de euros de superávit que tienen los ayuntamientos cántabros para poder destinarlos a dinamizar la economía, el pago de los 45 millones de euros que el Estado adeuda a la Comunidad Autónoma por la recaudación del IVA no transferida del ejercicio 2017 o los 22 millones correspondientes a la anualidad de las obras de Valdecilla de 2016, reclamación esta última sobre la que existe ya una sentencia de la Audiencia Nacional favorable a los intereses del Gobierno regional y que Revilla espera que no sea recurrida por el Gobierno. “Sería una decisión impresentable y tendríamos que esperar 1 o 2 años para cobrar ese dinero”, ha apuntado.

Tampoco hay noticias sobre la llegada de recursos europeos para paliar los efectos de la pandemia en la región (497 millones de euros, según los cálculos de la Consejería de Economía) o del reparto de los 16.000 millones del fondo no reembolsable anunciado para las comunidades autónomas. En este sentido, Cantabria sigue defendiendo que ese reparto se haga en función del coste efectivo de los servicios y no atendiendo a otros criterios como el poblacional o el número de pacientes ingresados en hospitales y UCIs.
Revilla ha explicado que, en virtud del informe elaborado por la Universidad y que ya está en manos del Gobierno de España, el coste sanitario del COVID-19 en Cantabria asciende a 235 millones de euros, en el cálculo intermedio, y eso es lo que espera recibir, aunque “las noticias no son alentadoras”. “Esperamos cambios, porque, si no, la cosa pinta muy mal”, ha añadido.
Otra de las reivindicaciones permanentes de Cantabria es que se autorice un mayor margen de endeudamiento a los territorios. En relación a esta cuestión, ha lamentado el acuerdo “infumable” alcanzado en el Congreso de los Diputados con la formación EH Bildu para conseguir la prórroga del estado de alarma, primero porque considera “improcedente” alterar en estos momentos la normativa laboral, pero, sobre todo, porque “consagra una desigualdad manifiesta entre españoles” al permitir endeudarse a los municipios y los gobiernos del País Vasco y de Navarra.

También ha insistido el presidente regional en la necesidad de incrementar la franja horaria para practicar deporte y pasear de los mayores de 70 años.
Finalmente, ha apelado nuevamente a la responsabilidad ciudadana para no desandar el camino andado hasta ahora. Revilla ha insistido en que en estos momentos la situación sanitaria está controlada y ha destacado que el 90% de los casos detectados ya se ha curado, lo que permite a la Comunidad Autónoma seguir avanzado con paso firme en el proceso de desescalada y empezar a abrir la actividad económica.

What do you want to do ?

New mail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here