El Gobierno de Cantabria debe decidir sobre el despido improcedente de un investigador

15/10/2018 Instalaciones del IDIVAL (archivo) SALUD ESPAÑA EUROPA CANTABRIA GOBIERNO

La Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH) ha denunciado la expulsión de un investigador del Instituto de Investigación del Hospital Marqués de Valdecilla (IDIVAL) cuyo despido ha sido declarado improcedente recientemente y ha instado al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, a que tomen las medidas necesarias para corregir la situación.

En un comunicado, la ANIH recuerda que el pasado mes de enero ya denunció el despido “injustificado” del IDIVAL del investigador, José Ramos Vivas, que concluía el último año del programa estatal ‘Miguel Servet‘, habiendo superado la evaluación de rendimiento realizada por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), organismo nacional dependiente de los Ministerios de Sanidad y de Investigación responsable de dicho programa, y también la evaluación del Comité Externo del propio IDIVAL.

Según la asociación, la superación de dichas evaluaciones conlleva el “compromiso explícito” de que la comunidad autónoma beneficiaria del contrato “estabilice” el puesto laboral del investigador en su centro.

Sin embargo, el gerente de IDIVAL, Galo Peralta, comunicó al investigador que “no renovaría su contrato”, pese a haber superado todas las evaluaciones de rendimiento, mantener varios proyectos de investigación vigentes, estar dirigiendo tesis doctorales, manteniendo colaboraciones científicas nacionales e internacionales y publicando numerosos artículos científicos con los resultados de sus investigaciones.

“El gerente se negó a escuchar las distintas propuestas de estabilización dentro del marco legislativo vigente que le llegaron desde la Consejería de Sanidad, desde el ISCIII y desde la propia ANIH, y que ya han sido aplicadas con éxito en otras comunidades autónomas”, señala la asociación.

Por ello, continúa, y dado que el contrato está sujeto al Estatuto de los Trabajadores, el investigador interpuso demanda ante la jurisdicción laboral por contratación en fraude de ley, toda vez que había permanecido encadenando contratos en la Fundación de Investigación Biomédica (FIB) de IDIVAL durante 11 años.

El Juzgado de lo Social número Uno estimó el pasado 16 de noviembre que el despido era improcedente y sentenció a la FIB de IDIVAL a readmitir al investigador en su puesto o bien a indemnizarlo según establece la ley. Esta sentencia favorable, según la ANIH, se añade a las más de 70 falladas a favor de investigadores hospitalarios de todo el país que se han encontrado en una situación similar.

Pese a ello, este jueves la ANIH “ha sido informada de la decisión de Galo Peralta de consumar la expulsión del investigador procediendo a indemnizarle según marca la ley”, una decisión que para la asociación es “completamente inexplicable”, puesto que, en la práctica, supone “una estrategia de investigadores de usar y tirar, en la que IDIVAL explotaría a los investigadores mientras que sus salarios son mayormente financiados por los programas estatales de incorporación, para luego despedirlos cuando le toca asumir el coste íntegro de sus contratos”.

Para la asociación, la decisión es “aún más incomprensible” en el contexto actual de pandemia por Covid-19, en el que “todo el talento investigador de los hospitales es esencial para afrontar la crisis y mitigar los sufrimientos de los pacientes”.

Al respecto destaca que Ramos Vivas “es un experto microbiólogo, justo la especialidad más demandada para desentrañar los misterios de la infección por SARS-CoV-2, y su reconocimiento internacional le permitiría encontrar trabajo rápidamente fuera de España. No es momento para consentir o promover la fuga de cerebros”, sentencia.

Por ello, insta al consejero de Sanidad y al presidente del Gobierno cántabro a que actúen “inmediatamente” con las medidas que sean necesarias para lograr que se cumpla la sentencia judicial reintegrando al investigador a su puesto de trabajo e impedir que se consume un despido “completamente irrazonable”.

What do you want to do ?

New mail