El 58% de los trabajadores de Cantabria está sobrecualificado para su empleo, uno de los porcentajes más altos de España

El 58 por ciento de las personas ocupadas en Cantabria está sobrecualificado para su puesto de trabajo, uno de los porcentajes más elevados de España y más de cuatro puntos por encima de la media del país (53,9%), según el ‘Avance del Mercado Laboral’ elaborado por Asempleo y Analistas Financieros Internacionales (AFI), correspondiente al segundo trimestre de 2018.

Solo el País Vasco, con un 59%, cuenta con un mayor porcentaje de ocupados sobrecualificados que Cantabria, mientras que La Rioja se sitúa en tercer lugar, con un 56,4%.

Precisamente, el informe destaca que son las comunidades con menores tasas de paro son las que presentan tasas más altas de sobrecualificación, como es el caso de País Vasco, Cantabria y La Rioja.

También indica que la sobrecualificación ha crecido tanto en España como en Cantabria entre el cuarto trimestre de 2016 y el segundo trimestre de 2018.

Así, a nivel nacional, el porcentaje de sobrecualificados –53,9% en el segundo trimestre de este año– es seis décimas superior al existente al finalizar 2016.

En Cantabria, la sobrecualificación en este periodo se ha incrementado un 0,8 por ciento, mientras cayeron un 1% los cualificados y un -0,2 los infracualificados.

Durante los primeros años de la recuperación económica, la sobrecualificación en España se disparó pero empezó a corregirse en el último trimestre de 2016.

Sin embargo, según apunta el estudio, el crecimiento de los ocupados (un 4,5 por ciento hasta el segundo trimestre de este año) «se ha visto nuevamente marcado por este fenómeno», aportando más de 3,1 puntos a este incremento.

Mientras, los infracualificados se han mantenido estables en el entorno del 3,6 por ciento, en tanto que los cualificados han aumentado ligeramente, si bien han reducido su peso sobre el total de trabajadores, hasta representar al 42,5 por ciento de los cotizantes.

Según Asempleo y AFI, la sobrecualificación ha aumentado un 3 por ciento entre los hombres y un 3,1 por ciento entre las mujeres, manteniéndose la brecha de género en torno a un 10 por ciento. En concreto, el 49,3 por ciento de los varones ocupados están sobrecualificados, porcentaje que se eleva al 59,4 por ciento entre las mujeres ocupadas.

Además de afectar en mayor medida a las mujeres, la sobrecualificación también está muy presente entre los jóvenes, pues dos de cada trabajadores de entre 16 y 24 años están sobrecualificados para el puesto que desempeñan.

Por sectores, las industrias extractivas y los servicios profesionales son los que concentran un porcentaje mayor de sobrecualificados, aunque también destaca el comportamiento de la construcción, donde el 7,3 por ciento del empleo creado ha sido sobrecualificado. Sólo uno de cada cuatro trabajadores de la construcción presenta un ajuste adecuado entre formación y empleo.

Según este informe, los contratos temporales han reducido la sobrecualificación desde el 14,4 por ciento del cuarto trimestre de 2016 hasta el 4 por ciento en el segundo trimestre de 2018. En el caso de los contratos indefinidos, sólo el 1,5 por ciento del total de contratos firmados en el periodo analizado están adecuadamente cualificados.

Scroll al inicio