Detenido por robar un bolso del interior de un coche

La Policía Nacional detuvo este martes a un hombre de 37 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza al sustraer un bolso con documentación del interior de un vehículo estacionado en la vía pública en Santander.

Además, está acusado de un delito de estafa, ya que intentó usar una de las tarjetas bancarias que contenía el bolso, de la que trató de extraer 300 euros, aunque no pudo al no disponer del número pin.

Una vecina de la ciudad denunció el 4 de febrero que se había encontrado rota una ventanilla de su coche -la de la puerta trasera del lado del conductor-, del que le habían robado el bolso, que se encontraba en la parte de atrás y que contenía un móvil, una cartera de piel, documentación, tres tarjetas bancarias, unas gafas de sol, unas graduadas, un juego de pendientes de oro blanco y 120 euros.

Tras la denuncia, el Grupo Primero de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV-1) de la Brigada Provincial de Policía Judicial comprobó los hechos y constató que, además,  se había utilizado de forma fraudulenta una de las tarjetas robadas.

La investigación de este grupo dio lugar a la identificación del autor de los hechos, con iniciales O.H.H., que está especializado en el robo con fuerza en interior de vehículos mediante la fractura de alguna de las ventanillas y que ha sido detenido en “numerosas” ocasiones y cuenta con antecedentes por hechos similares.

Según informa la Policía Nacional, el hombre escogía los vehículos de entre los estacionados en las proximidades de su domicilio, ubicado en el barrio de Cazoña. Tras su localización y detención, el detenido fue puesto a disposición judicial.

CONSEJOS

Para evitar ser víctima de este tipo de delitos, la Policía Nacional aconseja cerrar debidamente las puertas y ventanillas de los coches y no dejar las llaves puestas ni objetos que puedan dar pie a la actuación de los delincuentes.

También recomienda que, al salir del garaje, se espere a que el portón baje y cierre, evitando el posible acceso de intrusos, así como no guardar en el vehículo las llaves de acceso a garajes o viviendas.

Por último, en el supuesto de que el coche vaya a permanecer por la noche estacionado en la calle, aconseja hacer uso de la barra antirrobo de volante y/o pedal o cualquier otra herramienta que disuada la actuación delictiva.

What do you want to do ?

New mail