Aplazado el pago de impuestos en la Hacienda Foral de Bizkaia

La Hacienda foral de Bizkaia ha aprobado hoy un conjunto de medidas, realmente eficaces, que resuelven los problemas de pago de impuestos que podían tener los casi 70.000 autónomos que hay en la comunidad autónoma y también la totalidad de las pequeñas y medianas empresas. Esto es, además de los autónomos se ven especialmente favorecidas todas las empresas que tienen menos de 50 trabajadores y facturan por debajo de los 10 millones de euros anuales. La Diputación de Álava adoptará mañana medidas similares.

En términos sencillos, las medidas contemplan dos tipos de acciones. De un lado, todas las fechas, siempre rigurosas, que tiene Hacienda para el pago de los impuestos y también para atender a los procedimientos –recursos, etc.- pasan a estar sometidas a una prórroga de, al menos, quince días. Pero –y esto es lo más importante- los pagos más inmediatos que tenían por delante las pymes y los autónomos –el próximo 27 de abril era una fecha clave-, podrán acogerse a un aplazamiento importante. El pago se podrá realizar en el plazo de nueve meses, con los tres primeros sin desembolso alguno – se pagará en los seis siguientes. Y un dato importante: sin interés alguno y también sin presentar garantías. No habrá, además, limite alguno para esa deuda aplazada.

En el caso de Bizkaia, que ya ha aprobado su texto normativo, se concede a los autónomos que tengan una plantilla inferior a 10 empleados la posibilidad de que esas declaraciones que debían presentar a finales de abril –retenciones de IRPF e IVA- se formalicen el 1 de junio. Además de ello tendrán la opción de solicitar el aplazamiento por nueve meses en el pago. Las pequeñas y medianas empresas, así como los autónomos con más de 10 empleados, gozarán de un cambio de fechas más restringido –las declaraciones las deberán presentar 15 días más tarde- pero también podrán acogerse al aplazamiento en el pago.

Los autónomos también tendrán una ayuda de liquidez adicional –valorada en unos 40 millones de euros en el caso de Bizkaia-, ya que no estarán obligados a ingresar los anticipos trimestrales a cuenta del IRPF correspondientes al primer semestre. Esto no quiere decir que Hacienda se lo perdona, sino que aplaza a la declaración de IRPF que hará en 2021 el ajuste en el pago de sus impuestos. Pero, al menos, no estará obligado a adelantar ese abono ahora, en un momento tan delicado para los bolsillos de este colectivo.

Además, Hacienda va a simplificar los mecanismos de devolución del IVA, lo que en el caso de Bizkaia ya a inyectar 224 millones de euros antes de finales de mayo.

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

Scroll al inicio